La ceremonia del té japonesa, una forma de vida

En Japón, una de las bebidas más consumidas es el té. Se trata también de una de nuestras infusiones favoritas. Existen decenas de variedades en función de su tratamiento y fermentación. Sin embargo, en el país del sol naciente, el té es algo más que la bebida mayoritaria. Se trata de una tradición con siglos de arraigamiento y una forma de comprender la vida. Hoy analizamos, paso a paso, la ceremonia del té japonesa y su importancia en la cultura nipona. ¿Quieres viajar a Oriente? Coge tu mochila, ¡arrancamos!

A pesar de que el té llegó a Japón desde China en el siglo IX gracias a monjes budistas, esta bebida se convirtió rápidamente en tendencia en el país de acogida. Alrededor de ella surgieron tradiciones y hábitos, entre ellos el Camino del Té, nombre por el cual también se conoce a la ceremonia del té.

Según la tradición, la ceremonia del té requiere años de estudio y preparación, ya que no se trata únicamente de servir una taza, sino de encontrar la paz del espíritu y ofrecer esta bebida con la mayor gracilidad y respecto hacia las materias primas y hacia los asistentes. Por lo tanto, formar parte de un evento en el que se lleve a cabo esta ceremonia es un honor que, especialmente si somos extranjeros, debemos respetar. El protocolo, en este caso, marcará la diferencia. Una de las primeras normas a cumplir es lavarse manos, boca y cara antes de proceder a la ceremonia.

El té empleado es té ‘matcha’, con origen común con el té negro, pero sin fermentar, se presenta en forma de fino polvo verde.

El servicio del té se realiza en el área del hogar que mayor espiritualidad transpire, siendo elegido habitualmente el jardín para ello.

La ceremonia más tradicional del té incluye una gran variedad utensilios empleados para las diferentes fases de preparación del té. Desde el aireado del ‘matcha’ hasta el servicio en las tazas. Estas herramientas, por norma general, han pasado de generación en generación dentro de las familias que aún practican la ceremonia.

Si bien con el paso del tiempo el ritual ha variado en ciertos aspectos, se ha pasado de la rigidez propia de los samuráis que lo implantaron al dinamismo de las grandes ciudades actuales, un nexo común se ha mantenido a lo largo de la historia: El té como experiencia y momento para la desconexión del mundo exterior, propiciando así la reflexión y la meditación.

¿Has participado en una ceremonia del té? ¿Te gustaría hacerlo? Estaremos encantados de conocer tu experiencia en los comentarios.

2 comentarios en «La ceremonia del té japonesa, una forma de vida»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.