Té Da-Hong Pao

Historia del té Da-Hong Pao: el té de túnica roja

De las montañas Wuyi, al noroeste de la provincia china de Fujian, nos llega este té con historia, el Gran Túnica Roja: el té Da-Hong Pao. Un producto de lujo, pues es, aún hoy en día, el té más caro del mundo: solo digno de los paladares más exclusivos. Siempre y cuando se recolecte directamente de la planta que da origen a su historia, claro, aquella que ha ido creciendo a lo largo del tiempo en las montañas Wuyi desde la época de la dinastía de Ming. ¿Aún no lo conoces? ¡Hoy te contamos todo lo que necesitas saber de este té tan distintivo!

Qué es el té Da-Hong Pao

El té Da-Hong Pao es un tipo de té oolong, «dragón negro», denominado así por poseer hojas largas y enroscadas de este color, que dan la apariencia de serpientes o dragones, y proviene de las montañas Wuyi, situadas al noroeste de la provincia china de Fujian. Un área que goza de condiciones climáticas y de suelo particulares que le proporcionan un carácter excepcional a este té de hermosa leyenda y alto valor.

La leyenda: la Gran Túnica Roja del emperador Ming

De acuerdo con la leyenda, la madre del emperador Ming padecía una larga enfermedad de la que se vio curada con el preparado de las hojas de este té tan especial: el té Da-Hong Pao. A raíz de la mejoría de su madre, el emperador decidió enviar su gran túnica roja para vestir las plantas del té, protegerlas y, a la vez, honrarlas con este bello acto. Al día de hoy, tan solo unos pocos arbustos de té crecen en una roca en dicho monte y estos son considerados como los grandes supervivientes de la planta de esta bella historia. Así, aún hoy en día, se siguen venerando y recolectando dichos arbustos con mucho cuidado. Teniendo en cuenta su historia y su situación, no es de extrañar que el gobierno chino les ofrezca a sus visitantes de honor este valioso té ni que este se venda a precios muy elevados incluso en potentes subastas.

Una versión más económica del té  Da-Hong Pao

Claro que no todas las versiones del té Da-Hong Pao son tan exclusivas ni gozan de un precio tan elevado. Si te has quedado con la curiosidad de ofrecerlo a tus clientes, pero no te apetece pagar el dineral que puede costar algo tan exclusivo, debes saber que también hay versiones de este té más económicas, puesto que, con el tiempo, se han cultivado arbustos de este té a raíz de injertos de los árboles madre originales, a modo de clon. Por supuesto, el sabor fruto de estos arbustos no es el mismo que el del té original y este depende, a su vez, de otros múltiples factores, como son la zona en la que crecen, el suelo, la temperatura, las situaciones climáticas…

Cómo procesa el té Da-Hong Pao

La preparación del té Da-Hong Pao se lleva a cabo siguiendo el método de preparación del té oolong oscuro. Estos son los pasos a seguir para elaborar este exclusivo té:

  1. Las épocas de recolecta de los tallos se lleva a cabo en otoño y a finales de primavera. Una vez ahí, los tallos se recogen de tres o cuatro hojas abiertas nuevas, sin ningún tipo de brote. A continuación, se dejan marchitar durante unas dos horas a la sombra.
  2. El siguiente paso consiste en llevar las hojas al interior y extenderlas en cestas de bambú, que se irán removiendo de vez en cuando. Luego, se introducen en un tambor de bambú con el fin de magullarlas con suavidad y conseguir que se oxiden entre un 30 % y un 40 %.
  3. Una vez se consigue el nivel de oxidación que se desea, hay que tostar las hojas para que dejen de oxidarse e impedir otros cambios químicos que puedan tener lugar durante el proceso. A continuación, se enroscan suavemente con el fin de que suelten el sabor y, una vez enroscadas, llega el momento de secarlas.
  4. Tras el secado, se puede apreciar la unión de las hojas con los tallos y un extraordinario color entre marrón y verde. Una vez lo adquieren, se retiran a mano todos los tallos. He ahí la razón por la que este prestigioso té solamente contiene hojas enroscadas, sin ningún rastro de tallos.
  5. El último paso es el de tostar el té sobre la brasa de carbón, con el fin de disminuir la cantidad de humedad que hay en las hojas y conseguir sus distintivas y deliciosas capas.

Finalmente, lo que se obtiene es un té de color caramelo claro, dulce, con un aroma ligero tostado, floral y cierto sabor a cacao, miel de flores y canela… En definitiva, todo un placer para los sentidos.

¿Has incluido el té Da-Hong Pao en la carta de tu cafetería? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.