El Caramel Macchiato es un café que se sale de lo común y que encaja estupendamente con uno de esos días en los que nuestro paladar pide a gritos: “¡Dulce! ¡Quiero dulce!” La receta de Caramel Macchiato, además, es una receta sencilla que solamente te retendrá unos minutillos en la cocina.
Por el nombre ya habrás intuido que en una taza de Caramel Macchiato se dan cita el café, la leche y el caramelo… Pero, si quieres obtener más información sobre este café tan especial, sigue leyendo.

¿A qué sabe un Caramel Macchiato?

El Caramel Macchiato es una variación de otro café muy popular: el Latte Macchiato.
En el Latte Macchiato, como sabes, la leche y la espuma de leche se manchan con una pequeña cantidad de café expreso. De esta manera, en un vaso de Latte Macchiato se diferencian claramente tres capas: la capa de leche, la capa de expreso y la capa de espuma de leche.
La elaboración del Caramel Macchiato es similar a la del Latte Macchiato: necesitamos leche ligeramente espumosa, café expreso y, además, siropes variados. En un vaso de Caramel Macchiato, por lo tanto, se distinguirán más capas que en un vaso de Latte Macchiato. Los siropes que añadimos en la receta de Caramel Macchiato hacen que el café gane suavidad y dulzura.

Receta de Caramel Macchiato

El café Caramel Macchiato, como ya avanzamos, se elabora con leche, café expreso y siropes. Si quieres añadir un extra de exquisitez, atrévete a preparar tu propio caramelo líquido casero.
Estos son todos los ingredientes que necesitarás para degustar una taza o vaso de Caramel Macchiato:

  • 180-200 mililitros de leche entera (la leche entera es mejor para crear la espuma).
  • Un café expreso.
  • 20 mililitros de sirope de vainilla.
  • Caramelo líquido.
  • Cacao en polvo (opcional).

Recomendaciones para su preparación

  1. Lo primero que haremos será calentar la leche sin que llegue a hervir. Después, utilizaremos una batidora o una cafetera de émbolo para emulsionar parte de esa leche, convirtiéndola en una espuma ligera.
  2. Mientras tanto, prepararemos también nuestro café expreso
  3. En el vaso o taza que hayamos elegido para servir la bebida (debe ser un recipiente alto), introduciremos primero los 20 mililitros de sirope de vainilla.
  4. Después de verter el sirope de vainilla, verteremos la leche caliente. Por encima de esta, echaremos asimismo la espuma de leche.
  5. Acto seguido, llega el turno de introducir el café. Tras hacerlo, comprobaremos que el café atraviesa la espuma y se queda en la capa media.
  6. Decora la espuma de leche que corona este café Caramel Macchiato con el caramelo líquido y, si te apetece, añade también cacao en polvo para dar a la receta un poco más de dulzura.

Hay baristas a los que les gusta preparar esta receta de Caramel Macchiato añadiéndole hielo. Si a ti también te apetece dar a esta bebida un toque refrescante, ten en cuenta que el hielo (bien picado) suele añadirse después de verter la leche y antes de verter el expreso.

¿Y si preparo yo mismo el caramelo para mi receta de Caramel Macchiato?

En el caso de que te apetezca prescindir del caramelo líquido industrial, comprobarás que preparar caramelo líquido de forma casera no es nada complicado. Para ello, solo necesitas tener disponibles dos ingredientes: azúcar y agua.

  • Deposita 250 gramos de azúcar blanco en un cazo o cacerola. Añade unas cinco o seis cucharadas de agua y deja que la mezcla se caramelice poco a poco a fuego medio.
  • Cuando la mezcla adquiera un tono entre ámbar y dorado, añade 100 mililitros de agua caliente y remueve la mezcla poco a poco, todavía a fuego lento, mientras se sigue caramelizando.
  • En cuanto el agua y el azúcar hayan formado una mezla uniforme, apaga el fuego y deja enfriar el caramelo.

Muchos coffee lovers creen que estas recetas de café tan especiales resultan todavía más apetecibles cuando todos o gran parte de los ingredientes que se utilizan en la preparación son caseros. ¿Acaso es lo mismo un café affogato preparado con helado industrial que uno elaborado con helado hecho en tu propio local o en tu propia casa? Entonces… ¿por qué no atreverse asimismo con el caramelo?
Pero si quieres elaborar esta receta de Caramel Macchiato, no dispones de tiempo para preparar caramelo casero y tampoco tienes caramelo líquido industrial a mano, hazte con un par de caramelos duros (estilo toffee) y… ¡derrítelos; también obtendrás un gran resultado!

¡Venga! Anímate, revisa los ingredientes disponibles en tu despensa y ponte en marcha con esta sencilla receta de Caramel Macchiato. ¿Cómo lo prepararás, bien calentito o con un poco de hielo? 😉