Usa la cafetera francesa como un profesional

Uno de los métodos de preparación de café que más adeptos ha ganado en los últimos tiempos, tanto entre profesionales como en casa, ha sido la cafetera francesa, prensa francesa o french press por su nombre en inglés. Preparar nuestra bebida favorita en ella ya no es sólo el privilegio de unos pocos. Profesional o aficionado, hoy te enseñamos a sacarle todo el partido 😉

¿Cómo es una cafetera francesa?

La cafetera francesa o prensa francesa se compone de dos partes, un recipiente de cristal, en el que infusionaremos el café, y un émbolo que podemos extraer y que cerrará la jarra. Esta parte móvil es la que servirá de filtro a nuestra infusión, por lo que incluye una pequeña rejilla, a veces compuesta de varias formas metálicas superpuestas, para evitar que ningún poso se cuele en nuestra taza.

 

¿Cómo se usa una cafetera francesa?

Lo principal, como siempre, es emplear café de calidad y adaptar el punto de molido a las necesidades específicas de cada formato. En este caso, escoge un molido grueso. No  necesitas que sea tan fino como en el caso de un espreaso en una cafetera comercial. Además, si optas por una molienda muy fina, es probable que el poso de café se cuele a través del filtro, dejando restos desagradables en tu taza. Una vez molido, añade un par de cucharaditas rasas de café al fondo de la jarra.

El agua, preferiblemente destilada, debe haber hervido antes de añadirla sobre el café y usarás la cantidad equivalente al número de tazas que deseas infusionar, siempre dejando un par de centímetros de margen para poder hacer el efecto «prensa». Una vez has cubierto los granos de café con agua, remueve la mezcla con una cuchara de madera y procede a cerrar la jarra con su parte móvil, pero no empujes todavía el émbolo hacia abajo.

Deja reposar la mezcla unos cuatro o cinco minutos dependiendo de lo fuerte que desees tu café. Este método permite extraer todos los aromas y aceites de los granos, dotando de un sabor especial a la infusión que no se logra en otras preparaciones. Pasado este tiempo, empuja el émbolo con calma hasta su tope y sírvete una taza.

¡Buen provecho!

3 comentarios en «Usa la cafetera francesa como un profesional»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.