Siguiendo los pasos de las furgonetas de comida o food trucks, el coffee truck ha aparecido en estos últimos años como un nuevo modelo de negocio al que podemos sacar un gran partido. Eso sí, para poner en funcionamiento un café truck necesitamos mucho más que un vehículo adaptado para la preparación de café… Presta atención porque vamos a charlar sobre algunos aspectos que debes estudiar antes de crear tu propio café itinerante.

¿Qué es un coffee truck?

El coffee truck, como decíamos, se inspira en los camiones de comida o food trucks. Estos vehículos dedicados a la preparación y venta de comidas aparecieron hace un par de siglos en los Estados Unidos y su uso se profesionalizó y modernizó hasta el día de hoy, cuando ya cuentan con una gran presencia en Europa. En España, el boom del food truck surgió aproximadamente en el año 2013.
Con la irrupción del food truck ya superada, los cafeteros nos hemos apropiado del concepto y hemos creado el coffee truck: un vehículo en el que preparar y servir café que brinda unas posibilidades muy interesantes como negocio. Asimismo, muchas cafeterías ya en activo han comenzado a utilizar el coffee truck como una herramienta para dar a conocer su marca, trasladándose a diferentes ferias, festivales o eventos donde les apetece promocionarse.

Poniendo en marcha un coffee truck

Cuando un barista o emprendedor está decidido a inaugurar una nueva cafetería temática o una nueva cafetería gourmet en forma de coffee truck, es recomendable que estudie y analice aspectos como los siguientes:

  1. Vehículo a utilizar: Los coffee trucks, en muchas ocasiones, siguen la línea vintage del food truck. Algunas personas acondicionan vehículos originales muy vistosos como la mítica furgoneta Volkswagen T1 o la Renault Estafette. Otras, en cambio, encargan réplicas de estos vehículos clásicos u optan por un remolque ya acondicionado o aún por acondicionar y decorar. El presupuesto de cada emprendedor y el uso que vaya a hacer del café truck determinarán si le resulta más rentable comprar o alquilar dicho vehículo o remolque.
  2. Estilo, carta y precios: Ya sea el complemento de una cafetería en activo o un negocio que parte de cero, es imprescindible saber desde el principio cuál es la línea de tu coffee truck: en qué bebidas se centrará, cuáles serán los precios… Es mejor tener una oferta especializada y no demasiado amplia que proponer una carta larguísima y sin un rumbo definido.
  3. Equipamiento del coffee truck: Creer que un café itinerante es menos exigente con su equipamiento que una cafetería al uso es un gran error. De hecho, es fundamental utilizar una buena maquinaria y buenas herramientas para que el negocio sea tomado en serio y demuestre que la itinerancia no está reñida con la calidad.
    Además de contar con toma de corriente, depósito de agua, refrigeración y otras cuestiones también importantes en un food truck, en un buen coffee truck no deben faltar…

    • Máquina expreso: Quien se atreve con un café truck es porque suele valorar el café de especialidad, así que sería un error tener granos de café de la máxima calidad y arruinarlos con una vieja o mala máquina de café expreso. La recomendación es no escatimar y hacerse con una buena máquina que ayude a servir un buen capuccino, moca, macchiato, ristretto, etcétera.
    • Molinillo de café: La molienda de los granos de café influye en su sabor. Si las bebidas con base de café expreso acaparan protagonismo en tu café truck, preocúpate por tener un molinillo óptimo que proporcione esa molienda fina que necesita la máquina expreso para funcionar bien.
    • Batidora especial para hostelería: Una batidora es imprescindible para preparar frappés o cafés helados, que se encuentran entre las bebidas más demandadas por esos cafeteros que quieren concederse un capricho en plena calle.

    En función de la oferta de cada coffee truck, pueden necesitarse otros artículos: por ejemplo, una cafetera de goteo para la extracción en frío.

  4. Lazos con proveedores: Como ocurre en cualquier cafetería, cuando un barista convierte un coffee truck en su negocio necesitará asegurarse unos proveedores. ¿Quién nos administrará el café? ¿Y las servilletas, vasos, leches…?
  5. Localizaciones acertadas: Es muy importante elegir bien las localizaciones a las que acude tu coffee truck. Es mejor seleccionar zonas bastante concurridas y eventos con un público específico al que pueda interesar nuestro negocio. A mayores, deberíamos estudiar la competencia que podamos tener en cada espacio.
  6. Buenos profesionales: Un café itinerante debe apostar por los mismos profesionales cualificados que exigiría cualquier cafetería. Es importante contar con baristas experimentados: si tienen experiencia previa con coffee trucks, mejor que mejor. Si no, conviene formar al personal e incluso contactar con compañeros del gremio que nos puedan relatar sus experiencias en un café truck.

Para que cualquier iniciativa empresarial funcione, es necesario trazar un plan de negocio y actuar de manera organizada. Esta norma, por supuesto, también afecta a un coffee truck; su propietario, aparte de abordar asuntos como los anteriores, tendrá que informarse sobre la legislación que afecta a su cafetería itinerante (especialmente en materia sanitaria) y estar pendiente de la regulación local de cada lugar al que se traslade.

Algunos coffee trucks de éxito

Antes de trazar tu propio plan de negocio, puedes buscar información sobre algunos cafés trucks que ya están en funcionamiento y puedes utilizar su estrategia como inspiración.
A lo largo y ancho del panorama internacional encontrarás muchos cafés itinerantes que hacen la boca agua. Existe un coffee truck en Los Angeles (Perkside Coffee Truck) que no destaca especialmente por lo atractivo de su diseño pero que se ha ganado un hueco en el mercado cafetero al centrar su oferta en café orgánico de comercio justo. Este café itinerante tampoco olvida las preferencias veganas y en su carta ofrece bebidas con leche de avena y de almendras.
En Europa también hay coffee trucks de éxito que sirven como inspiración: Shaggy Dog Coffee, en Dublín, adaptó una vieja ambulancia para la elaboración y venta de cafés. Su oferta se centra en un café que ha sido tostado en su misma ciudad.
Además, el concepto de café truck se atreve, poco a poco, a evolucionar. La empresa austriaca Espresso-mobil ha convertido una serie de triciclos motorizados en cafeterías itinerantes que ofrecen bebidas basadas en café expreso, chocolates y tés. Su éxito demuestra que la creatividad y la imaginación son herramientas muy útiles para optimizar recursos y difundir de manera original la cultura cafetera.

Con todos estos consejos e ideas… ¿te atreves a ser tú el barista que inaugure el próximo coffee truck en España? 😉