De acuerdo, San Valentín es una cita fantástica para gritar a los cuatro vientos lo mucho que quieres a tu pareja, pero también es una fecha perfecta para recordar a tus amigos cuánto los aprecias o para que un barista (romántico o no) se declare a sus clientes. El 14 de febrero puedes tener un bonito detalle con esos coffee lovers que son fieles a tu barra y ambientar tu cafetería de un modo especial. Además, preparar una bebida exclusiva para San Valentín u organizar una fiesta temática hará más atractivo tu local para otras personas que aún no lo conocen y que pueden aterrizar en él como auténticos Cupidos.

Decoración y presentación para baristas de celebración

Seguramente te estás preguntando cómo celebrar San Valentín en tu cafetería sin caer en lo cursi y lo más típico. Empecemos, entonces, con algunos trucos para la ambientación y la decoración de tu establecimiento:

  • Una ornamentación sutil: Aunque San Valentín sea una ocasión genial para conectar con la clientela, nuestro consejo es no dejarse llevar demasiado por el entusiasmo y recurrir a una decoración elegante y poco excesiva. Los globos rojos o con forma de corazón son uno de los accesorios más usados para festejar el 14 de febrero; sin embargo, también es posible recurrir a otras fórmulas como la de los mensajes en pizarras, centros de mesa con alguna rosa roja y servilletas temáticas o dobladas con forma de corazón.
  • ¿Algo de música?: Contar con música en directo podría ser una muy buena idea para ese momento de la tarde en el que el sol empieza a esconderse y muchas parejas se encuentran.
    Una pianista, un violinista, una cantautora… Hay muchos estilos entre los que elegir; lo más sensato es apostar por algo con buen gusto que amenice la jornada durante unas horas y que pueda resultar atractivo tanto a solteros como a enamorados.
  • Cuidando la presentación: En esta fecha, la presentación de tus bebidas de siempre también importa. El café expreso puede ir acompañado de un rico bombón y otras opciones como el capuccino pueden servirse con pequeñas nubes de gominola con forma de corazón. En el caso de que tu carta disponga de mocktails, prueba a servirlos con una pajita de papel decorativa.
  • Latte art: Los baristas que mejor se lleven con la jarra profesional de latte art encontrarán pocos problemas para servir un café con leche o un capuccino decorado con un corazón. Otra idea es apoyarse en plantillas para latte art y espolvorear cacao o canela sobre los cafés creando formas diversas (un corazón con una flecha, la palabra ‘love’, etcétera).
  • Una bebida exclusiva: Como otro aliciente, puedes preparar una bebida exclusiva que esté en consonancia con la festividad que se celebra. El mocktail Amor Eterno, por ejemplo, es un cóctel sin alcohol que se prepara con un café latte machiato, licor de huevo sin alcohol y espuma de leche. Sírvelo en una copa de cóctel y derrochará sofisticación.
    Otra manera de innovar sería la de ofrecer un plato dulce elaborado a partir de café, como podría ser un flan de café con forma de corazón.

El San Valentín más dinámico de un barista

El Día de los Enamorados da, asimismo, la oportunidad de convertir tu cafetería en un espacio entretenido en el que parejas y singles puedan pasárselo bien mientras prueban tus especialidades. Para conseguirlo, pon a trabajar tu imaginación o confía en sugerencias como las siguientes:

  • Photocall: Acondiciona un espacio de tu cafetería como photocall para que las parejas puedan fotografiarse en un día tan señalado. Si te apetece, acompaña la iniciativa con un fotógrafo con una cámara instantánea para que tus invitados salgan del establecimiento con la foto lista para enmarcar.
    Como muchas personas preferirán fotografiarse con la cámara de su propio móvil, no estaría de más que en dicho escenario apareciese el nombre de tu cafetería bien visible. Si la foto se comparte en redes sociales, tu iniciativa llegará a mucha gente.
  • Concurso para lovers y para coffee lovers: Una buena estrategia para atraer clientela a tu local en San Valentín es organizar un concurso temático en el que todo el mundo pueda participar. Anima a cada cafetero y cafetera a que expliquen en un espacio reducido cuáles son las razones por las que aman el café y premia y comparte en tus redes sociales las respuestas más originales.
  • Sorteo festivo: ¿Y por qué no permitir a la clientela participar en un sorteo? No estaría mal sortear entre todas las personas que visiten tu café en San Valentín un vale por algunas de tus recetas o productos más exclusivos. También puedes rifar utensilios para preparar café que sean proporcionados por las marcas con las que colaboras. Con esta clase de sorteos, el cliente siente que el barista empatiza con él y que verdaderamente quiere festejar a su lado las citas más sonadas.
  • Eventos y juegos: Algunos solteros pueden sentirse desplazados en las fiestas de San Valentín organizadas por la mayoría de locales. Una forma de marcar la diferencia sería organizar un evento para singles en el que puedan conocer a otras personas o poner en marcha un karaoke o un concurso de disfraces a los que puedan sumarse tanto solteros como emparejados.
  • Promoción online: Para que tanto tú como tu clientela saquéis el máximo partido al Día de los Enamorados, no olvides promocionar los actos que organices a través de tus perfiles en redes sociales. También puedes generar expectativa desvelando que habrá bebidas sorpresa, un ambiente inmejorable… Ya sabes que, junto con el tamper, ¡las redes sociales se encuentran entre las herramientas más importantes para un barista!

Si ya has celebrado la jornada de San Valentín como barista, tendrás tus propios trucos para enamorar a la clientela. ¿Cuáles son? ¡Compartidos saben mejor!