mocha naranja

Tres sabores y una receta: Mocha Naranja

La combinación del chocolate con la naranja es casi icónica; además, mezclar este par de sabores exóticos y tan intensos es uno de los placeres más atractivos con los que los foodies pueden contentar a su paladar. 🙂 ¿Qué pasa si añadimos el café a la ecuación?

¡Que conseguimos una bebida de chocolate y naranja fascinante! ¡Apunta la siguiente receta del Mocha Naranja!

Receta de Orange Mocha: un trío de sabores que funciona

El café mocha es una propuesta deliciosísima que se ha ganado un hueco en la carta de muchas cafeterías. La combinación de café, chocolate, leche vaporizada y espuma de leche es un win-win que hace sentir satisfecho tanto al barista como al coffee lover que la saborea. ¿Y qué me dices de interpretaciones del café mocha como el mokaccino frappé? ¡Ñam, ñam: nos relamemos de gusto!
Cuando a mayores añadimos naranja a una taza de café con chocolate, el resultado no hace más que sorprendernos (para bien). ¡Y es que la receta de Orange Mocha o Mocha Naranja se prepara con tres de los alimentos a los que más pleitesía hemos rendido a lo largo de la historia! 🙂

  • Café: El café tiene orígenes africanos. Las primeras evidencias del cultivo de café aparecieron en Yemen, en el siglo XV. Se dice que los granos de café llegaron a Yemen en manos de los esclavos que viajaban desde Sudán (al lado de Etiopía, cuna del cafeto) hasta Yemen o Arabia a través del puerto yemení de Moca. Después, los granos de café fueron trasladados por algunos colonos a otros países como Italia, Holanda, La India o Surinam.
  • Chocolate: El chocolate entró en Europa a través de España, tras la conquista de América. Inicialmente, el chocolate era un bien de lujo que solo podían permitirse las familias de clase alta: estas consumían el cacao en polvo con agua de azahar y endulzado con azúcar y especias. El chocolate comenzó a consumirse sólido en el año 1828 gracias a los experimentos del holandés Coenraad Johannes van Houten.
  • Naranja: El otro elemento clave para elaborar nuestra receta de Orange Mocha es la naranja. Esta fruta, que empezó dando olor y color al sur de China y al noreste de La India, pasó a ser un artículo imprescindible de la ruta comercial entre China y la Europa continental en la década de 1401 a 1410. Al igual que el chocolate, al principio también era un alimento que solo estaba al alcance de las personas más pudientes. Actualmente se incluye en muchas preparaciones dulces e incluso saladas.

Ahora que el café, el chocolate y la naranja ya no resultan tan difíciles de conseguir… ¿Cómo juntarlos en una taza o vaso que nuestro cliente quiera repetir una y otra vez? Tenemos la solución: con la siguiente receta de Mocha Naranja, triunfarás. ¡Aparte, es muy sencilla!

Ingredientes y preparación

Para empezar, hazte con los siguientes ingredientes:

  • Dos cucharadas de cacao en polvo
  • Una cucharada de sirope de naranja
  • Dos tiros de expreso
  • Una taza de leche
  • Nata montada (opcional)
  • Sirope de chocolate, caramelo o canela en polvo (opcional)

La elaboración de esta bebida de chocolate y naranja, como ya adelantamos, es muy fácil y rápida:

  1. Introduce en una jarra la taza de leche, el cacao en polvo y el sirope de naranja. Mezcla el contenido y vaporízalo.
  2. Vuelca la mezcla en un vaso y añade asimismo el par de tiros de expreso.
  3. Espuma un poco de leche y corona con dicha espuma tu vaso o taza de Orange Mocha. Si te apetece endulzarlo más, puedes decorarlo con un poco de nata montada y de sirope de chocolate, caramelo o canela en polvo.

También es bastante habitual beber un Orange Mocha frío. Como seguro que quieres probarlo, te avanzamos que la elaboración es todavía más sencilla y que usarás más o menos los mismos ingredientes. En este caso prescindiremos de la leche y del sirope de naranja. A cambio, necesitaremos una naranja y hielo picado:

  1. Añade los dos tiros de expreso en un vaso o taza alta e incorpora el cacao en polvo. Agita la mezcla.
  2. Pela una naranja y reserva un gajo o corta una rodaja.
  3. Echa hielo picado en el mismo vaso o taza y, después, coloca el gajo o rodaja de naranja en el borde de esta. ¡Listo!

Damos por hecho que ya estás deseando probar un riquísimo Mocha Naranja. ¿Cuál te llama más la atención: la receta del Orange Mocha caliente o la receta del Orange Mocha frío? Nosotros lo tenemos claro: ¿por qué elegir cuando puedes hacer y disfrutar los dos? 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.