Descubre los secretos del té rojo Pu-Erh

¡En Mocay también somos amantes del té! De hecho, si nos sigues desde hace un tiempo sabrás que siempre reservamos un espacio en nuestro blog para hablar sobre esta apreciada bebida.

Hoy es el turno del té rojo Pu-Erh, una variedad que nos encanta y de la que queremos contarte todos sus secretos: ¿Sabes por qué se empezó a fermentar este té? ¿Cuántos años puede durar su maduración en barrica? ¿Cuántas variedades de Pu-Erh existen en el mundo?

Acompáñanos en este viaje a Oriente para desvelar estas y otras preguntas. ¿Vienes con nosotros? 🙂

 

Inicios del Pu-Erh

El té Pu-Erh comenzó a producirse en la ciudad china del mismo nombre, en la provincia de Yunnan. Se sabe que apareció por primera vez en la dinastía Tang, que se hizo famoso durante la dinastía Ming y que llegó a la mayoría de la población en la dinastía Qing.

En un inicio, este té era transportado por largas caravanas de mulas y caballos en rutas largas establecidas que pasaron a llamarse “Tea Horse Roads” justo por este motivo. La creciente demanda de un té que pudiera transportarse fácilmente y que no se estropeara en viajes largos hizo que los proveedores agudizaran el ingenio para buscar nuevas formas de conservarlo. Así es como se descubrió que con la fermentación de las hojas, el té no solo se mantenía fresco sino que también mejoraba en sabor y matices con el tiempo.

El Pu-Erh se convirtió de esta forma en un té muy apreciado y en una poderosa herramienta de trueque entre los comerciantes ambulantes.

 

¿Qué hace a este té tan especial?

Al contrario que otros tés, el Pu-Erh está hecho con las hojas más grandes y más maduras de una variedad especial del árbol Camellia Sinensis: el Dayeh. Estas hojas son diferentes a las hojas corrientes de té: las de estos árboles están cubiertas de un pelo muy fino y tienen características diferentes. 

Los árboles Dayeh no se suelen cultivar: crecen salvajes en áreas muy específicas llamadas por los locales “montañas del té”. Aunque las hojas se pueden cosechar durante todo el año, el momento oportuno para hacerlo es justo ahora, a mediados de primavera.

Además de por esta particularidad, el Pu-Erh es tan apreciado por su cuidadoso y delicado método de maduración: después de secarse y enrollarse, las hojas de té pasan por un proceso de fermentación microbiana en barricas de bambú, lo que hace que estas se oscurezcan y cambien de sabor. Este es el paso más importante del proceso, donde el carácter del té comienza a desarrollarse. El posterior envejecimiento del té en barricas puede durar años, incluso llegando a 60 en las variedades más especiales.

¿Te imaginas degustar un té de 60 años? ¡Increíble!

 

Tipos de Pu-Erh

Dependiendo del procesamiento que reciban las hojas encontramos dos formas diferentes de clasificar un té Pu-Erh: crudo (sheng) y cocido/maduro (shou).

Con el procesamiento crudo, las hojas se marchitan y luego se amontonan en pilas para que las bacterias comiencen la fermentación. Después, las hojas se cuecen levemente para detener el proceso, se enrollan y se amasan ligeramente. Más tarde, se dejan secar en un ambiente controlado para permitir que el té se oxide lentamente con el tiempo y finalmente, el té se comprime en tortas o se deja en forma de hojas sueltas.

El método de procesamiento cocido es más moderno: fue inventado en 1970 por la fábrica de té Yunnan Kunming para acelerar el proceso de producción. Las hojas de té se recogen y se marchitan, luego se mezclan con un cultivo bacteriano creado para replicar las bacterias que se crearían durante la fermentación natural. El Pu-Erh se deja oxidar por completo durante 40 días en un ambiente cálido y húmedo antes de cocerlo, creando una infusión oscura y terrosa.

 

Contenido de teína y degustación

¿El té rojo contiene teína? Sí, pero menos que otras variedades. Cuando el Pu-Erh fermenta y madura, el nivel de teína disminuye de manera natural. Cuanto más viejo sea el té, menos nivel de teína tendrá. 

Así que el contenido de teína en una taza de té rojo variará dependiendo de dos factores: del nivel de maduración de las hojas y del tiempo que lo dejemos infusionando.

El té rojo es ideal para tomarlo caliente o frío, para la preparación de postres como esta macedonia y por supuesto también para elaborar cocktails o blends de té.

Si te gustan los tés especiales, el rojo Pu-Erh es el tuyo. En Mocay disponemos de esta variedad en bolsitas pirámide, un formato ideal para que las hojas se infusionen correctamente. También lo tenemos en formato granel para tu cafetería, ¡pregúntanos para saber más!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.