De acuerdo, San Valentín es una cita fantástica para gritar a los cuatro vientos lo mucho que quieres a tu pareja, pero también es una fecha perfecta para recordar a tus amigos cuánto los aprecias o para que un barista (romántico o no) se declare a sus clientes. El 14 de febrero puedes tener un bonito detalle con esos coffee lovers que son fieles a tu barra y ambientar tu cafetería de un modo especial. Además, preparar una bebida exclusiva para San Valentín u organizar una fiesta temática hará más atractivo tu local para otras personas que aún no lo conocen y que pueden aterrizar en él como auténticos Cupidos.

Continuar leyendo