Cualquier coffee lover que, durante el año 2018, pisó algunas de las ciudades con las cafeterías más trendy se habrá fijado en que los supercafés son los nuevos cafés de moda. En Madrid, Barcelona, Londres, Nueva York o Buenos Aires, los baristas han recibido esta tendencia con los brazos abiertos y la han incluido en su oferta junto con otras bebidas en boga como los mocktails de café o los tés especiados. De todos modos, la receta del supercafé no es nada compleja y, si te apetece, puedes prepararla en tu casa o en tu propia cafetería: tan solo has de añadir unas cucharaditas de tus superalimentos favoritos al café. Si te vienes con nosotros, te contamos cómo hacerlo.

Una de las tendencias más saludables y nutritivas

Como decíamos, un supercafé es todo aquel café que se sirve con una serie de alimentos ricos en nutrientes conocidos como superalimentos. El açaí, la pimienta negra, el aceite de coco, el azúcar de coco o la avena se encuentran entre estos superalimentos que combinados con el café hacen de esta bebida una opción aún más energética y saludable.
Por todo esto, los supercafés (acompañados de una pieza de fruta o de una tostada integral) se han convertido en una muy buena opción para los desayunos. Además, la receta de un supercafé no nos exige demasiado tiempo; basta con mezclar nuestra infusión con semillas de plantas, especias o cualquier otro superalimento que nos llame la atención por sus propiedades o sabor. Aun así, a continuación compartiremos contigo la receta de un completo supercafé que puedes usar como punto de partida.

Receta de un supercafé con cacao y cúrcuma

En esta ocasión, revelaremos las pautas a seguir para preparar un supercafé con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibacterianas. Esta receta de supercafé es válida para las personas intolerantes a la lactosa o para los veganos, pues en su elaboración se emplea leche vegetal en lugar de leche animal.
Los ingredientes que necesitarás para ponerte en marcha con esta receta de supercafé son los siguientes:

  • Una cucharada o cucharada y media de cacao en polvo
  • ¼ de cucharada de cúrcuma molida
  • ⅛ de cucharada de jengibre molido
  • Una pizca de pimienta negra
  • Una pizquita de cayena
  • Una taza de café caliente
  • ½ cucharada de extracto de vainilla
  • Azúcar de coco
  • Leche de almendras

En la preparación de esta receta de supercafé solamente utilizarás tu cafetera habitual y una batidora. Su elaboración es rápida y sencilla:

  1. Añade el cacao en polvo, la cúrcuma, el jengibre, la cayena y la pimienta negra en el vaso de la batidora y agita el contenido generosamente.
  2. Prepara el café y viértelo en el vaso con el resto de ingredientes mientras todavía está caliente.
  3. Una vez hayas mezclado el café con los superalimentos, incorpora el extracto de vainilla, el azúcar de coco y la leche de almendras.
  4. Agita de nuevo todo el contenido con la batidora y estará listo para ser servido.

Como resultado obtendrás un energizante café en el que confluyen aromas, sabores e interesantes y variadas propiedades que pueden repercutir positivamente en tu bienestar y estado de ánimo.

Las cualidades de los superalimentos de esta receta de supercafé

El cacao, la cúrcuma, el jengibre, la cayena, la pimienta negra, el azúcar de coco o la leche de almendras son algunos de los superalimentos que se suelen colar en estos cafés tan populares por su alto valor nutritivo y su contenido en minerales. Estas son sus principales características:

  • Cacao: Esta planta es rica en alcaloides, empleados en muchas ocasiones como analgésico y para tratar problemas de la mente. A mayores, es una fuente de flavonoides antioxidantes, hierro, magnesio, zinc, cobre, calcio, azufre y potasio.
  • Cúrcuma: Esta planta asiática de color amarillo es un poderoso antioxidante y su consumo está recomendado para superar trastornos digestivos. También se le otorgan propiedades antiinflamatorias.
  • Jengibre: Utilizada a menudo contra resfriados y náuseas, esta planta de la India es popular por reforzar el sistema inmunitario, por funcionar como antiinflamatorio y por favorecer las digestiones. Al igual que el café, el jengibre es un poderoso antioxidante.
  • Cayena: La cayena tiene un sabor bastante picante y no es bien tolerada por todos los paladares, por lo que su presencia en el supercafé debe ser moderada. Esta especia está relacionada con numerosos beneficios; se dice que acelera el metabolismo, tiene propiedades antiinflamatorias, es útil en congestiones nasales y ayuda a reducir el exceso de colesterol en sangre.
  • Pimienta negra: Al incluir pimienta negra en tu receta de supercafé estarás aprovechando las propiedades de una especia conocida por colaborar en la prevención de resfriados, por su poder antioxidante y por mejorar las funciones digestivas.
  • Azúcar de coco: Este tipo de edulcorante está considerado un superalimento por ser rico en fibra inulina y por su efecto probiótico. Es un buen sustituto de otros endulzantes como el sirope de agave o el azúcar blanco.
  • Leche de almendras: Al elaborarse a partir de almendras, esta leche es rica en omega 6, zinc, calcio, hierro y proteínas. De este superalimento también se destaca a menudo su contenido en vitamina E, D, y A.

Para crear otras recetas de supercafés puedes echar mano de otros superalimentos como el açaí, una fruta que mejora el aspecto de la piel y fortalece el sistema inmunológico; la avena, que favorece la eliminación de toxinas; o las semillas de chía, con un alto contenido en omega 3 y buenas para el sistema nervioso e inmunológico.

¿Qué opinión te merecen estos superalimentos y qué te ha parecido esta receta de supercafé? ¿Caerás en estos cafés nutritivos y energizantes o prefieres otras tendencias actuales en cafés y tés como el café con nitrógeno o el llamativo Butterfly Pea Tea…?