Sueño de una noche de verano: el Coconut Cold Brew Coffee

¿Sabes qué? La ilusión y la creatividad cafetera parecen no tener límites, por eso nos atrevemos a menudo a mezclar nuestros cafés favoritos con alimentos de lo más variopinto: calabaza, menta, avellana, jengibre… Y qué buenos resultados obtenemos, ¿verdad? 😀 Pues, en esta ocasión, queremos compartir contigo una receta que combina el popular Cold Brew Coffee con coco tostado. ¡Te aseguramos que está riquísimo y que es una bebida fantástica para disfrutar a tope de estas últimas noches de verano! Así que… ¡pongámonos a trabajar!

Café y coco… ¿en serio?

¡Y tanto que va en serio! Cuando el Cold Brew Coffe y el coco se dan cita en un mismo vaso suceden cosas maravillosas. 🙂 El café Cold Brew es una de esas tendencias cafeteras que no deberían faltar en la carta de ningún local que se tome esta infusión verdaderamente en serio. Su preparación solo exige algo más de paciencia y de tiempo: para extraer el café de los granos, estos se depositan en un recipiente y se bañan en agua a temperatura ambiente durante unas cuantas horas. Esta extracción sin usar agua caliente a presión es menos agresiva con los granos y nos regala un café más suave y menos amargo, pero, eso sí, cargadito de cafeína: ¡esta aparece más pura que nunca!
Te estarás preguntando: “¿Qué aporta el coco a un café que por sí solo ya parece maravilloso?” En primer lugar, debes tener en cuenta que para elaborar esta receta de Coconut Cold Brew Coffee utilizamos coco tostado, por lo que al prepararlo no obtendrás un café excesivamente goloso que espante a tu clientela o a tus invitados. Lo que obtendrás será un café algo más dulce, más cremoso y con un ligero y bienvenido sabor a fruto seco.
¿Hay ganas de probarlo, eh? Pues así sería, más o menos, su elaboración (abierta siempre a nuevas sugerencias de los baristas y coffee lovers más aventureros y cocinillas):

Cómo dar forma al Coconut Cold Brew Coffee

Para disfrutar de este café de verano necesitas los siguientes ingredientes:

  • En torno a 350 gramos de café molido grueso (muchos baristas sugieren que el café sea de tueste oscuro)
  • Un litro y medio de agua
  • Una taza y media de escamas de coco tostado
  • Leche (vegetal o animal)
  • Cacao en polvo (opcional)
  • Edulcorante al gusto (azúcar moreno, sirope de arce…)

¿Ya tienes todo? A continuación te indicamos, paso a paso, cómo ha de ser su preparación:

  1. Ten a mano un recipiente u olla grande e introduce en su interior los granos de café, las escamas de coco y, si te apetece, un poquito de cacao en polvo (le dará un toque muy interesante al sabor de este Coconut Cold Brew Coffee).
  2. Vierte el litro y medio de agua sobre el café y el coco (si el agua es del grifo, es mejor que la filtres antes). Tapa bien el recipiente y deja reposar el contenido durante un tiempo de entre 24 y 36 horas en un espacio a temperatura ambiente.
  3. Después, retira de la olla o recipiente los restos de los granos de café y de coco valiéndote de un colador de malla fina.
  4. Ahora toca proceder al filtrado del Coconut Cold Brew: Elige una jarra donde depositarás la mezcla que hasta el momento ha reposado en el recipiente u olla. Enjuaga el colador usado anteriormente y colócalo sobre la jarra, poniendo en el mismo un filtro de tela. Tras esto, ya puedes empezar a filtrar tu café con coco. Si en algún momento notas que el filtro de tela se satura y no cumple su función, sustitúyelo por otro.
  5. Cuando tengas tu café con coco ya filtrado y en la jarra, remuévelo un poco con una cuchara y ya estará listo para ser servido. Coge tu vaso favorito, échale unos hielos y añade media parte de Coconut Cold Brew por media parte de leche (de vaca, de avena, de almendra…). Esta cantidad de café, combinada con la leche, debería darte para aproximadamente 10 vasos o tazas.
  6. Si te apetece, añade asimismo algo de edulcorante al gusto, aunque no debería de ser necesario: combinando de manera adecuada los ingredientes, encontrarás un café dulce pero sin pasarse: ¡en su punto justo! 🙂

¿Es sencilla o no es sencilla la elaboración de este dulce Cold Brew? La extracción en frío del café necesita su tiempo, ¡pero merece la pena! Además, si preparas demasiada cantidad de café con coco, puedes conservarlo hasta dos semanas en el frigorífico (sin haberlo mezclado ya con la leche). ¡Así puedes tomar un poquito cada día!

¿Estás preparado para despedir el verano como se merece brindando con este Coconut Cold Brew? 🙂 Desde Mocay, esperamos que te encante.

Un comentario en «Sueño de una noche de verano: el Coconut Cold Brew Coffee»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.