Taza de Kopi Cham frío.

Receta de Kopi Cham, la mezcla de té y café más exclusiva de Asia

En nuestra constante búsqueda de bebidas para amantes del café, el continente asiático resulta una deliciosa fuente de inspiración. En esta ocasión os traemos dos de nuestros ingredientes favoritos convertidos en el «hit» que más ha dado que hablar en los últimos tiempos en diferentes países de Asia. ¿Quieres ofrecer a tus clientes un exclusivo Kopi Cham? Sigue leyendo, te contamos todo lo que necesitas para llevar del papel a la taza esta receta que causa furor en Hong Kong bajo el nombre de Yuen Yeung.

¿Qué es el Kopi Cham?

Empecemos por lo básico. Como el 99% de las recetas de café o té que te encontrarás a lo largo y ancho del planeta, no existe una sola versión. El Kopi Cham no es una excepción. Esta especialidad ha traspasado fronteras y recibe distintos nombres. Por este título lo reconocerás en Malasia, sin embargo, la bebida de moda en Hong Kong se llama Yuen Yeung. En otras regiones del área de influencia china también se consume con su pronunciación adaptada al mandarín y, como sorpresa, en Etiopía también es costumbre unir en bajo una misma delicia dos de nuestros ingrediente favoritos. ¿Lo has adivinado ya? Sí, se trata de y café vinculados en una santa unión que en el idioma chino recibe el nombre del pato mandarín. Este animal participa de la cultura popular como figura del amor. ¿Podría ser más poética la bebida que surge de las bayas de Arábica y las hojas del té negro? Nosotros creemos que no.

No solo los ingredientes hacen especial al Kopi Cham, también el hecho de que su posición social ha evolucionado de forma meteórica. En sus orígenes se trataba de una bebida servida servida en puestos callejeros y cafés  y hoy cuenta ya con su propia versión bajo la marca Starbucks en zonas como Hong Kong.

A pesar de que pueda sonar complicado, su preparación es sencilla y resultona. Atento, aquí abajo te la explicamos paso por paso.

¿Cómo preparo un «café con té» al estilo Kopi Cham?

Aunque por su nombre solo se mencione que es café con té, en realidad el Kopi Cham se realiza sobre una base muy concreta de esta infusión. Por eso es necesario que prestes mucha atención a los ingredientes y a los pasos que debes seguir para conseguir el éxito con esta bebida, que puedes servir tanto fría como caliente.

Ingredientes de un Kopi Cham o Yuen Yeung

  • 1 taza de café extraído por goteo. 100% arábica.
  • 1 taza de té con leche al estilo de Hong Kong.

Vale, visto esto, está claro que se trata de una preparación relativamente sencilla. Se trata solo de dos ingredientes para lograr una receta que combine lo mejor del aroma del té y el cuerpo del café. Sin embargo, existen algunos pasos previos que debes tener en cuenta ya que el 50% de un Kopi Cham bien realizado es un té con leche al estilo de Hong Kong.  Atento, así que es como preparas esta especialidad.

Consejos para preparar un té con leche al estilo de Hong Kong.

Si te has cruzado ya con esta receta, quizás te haya sorprendido su nombre en países anglófonos. El té negro con leche hongkonés se denomina «pantyhose milk tea». Si traducimos esto al español, se podría hablar del «té en leche hecho en un calcetín». Nada más lejos de la realidad. Sin embargo, este curioso nombre sí se relaciona con las medias femeninas ya que el colador empleado para el té adquiere el tono de esta prenda de ropa con el paso del tiempo.

Para cumplir con la tradición y conseguir un perfecto té con  leche hongkonés, estos son los pasos clave:

  1. Hierve el agua correspondiente a una taza en un recipiente en el que puedas añadir el té.
  2. Mantén la temperatura durante tres minutos tras incluir las hojas a infusionar. La variedad más indicada es té negro de Ceylan por su cuerpo y sabor.
  3. Retira de la fuente de calor y remueve con delicadeza. Añade leche condensada. (aprox. 400 gr) *Esto te dará para 4 servicios, aproximadamente.
  4. Vuelve a ponerlo al fuego y remueve durante 3 minutos hasta integrar ambos ingredientes.
  5. En un colador de tela, preferiblemente de malla gruesa vierte la mezcla.

Puedes servirlo en frío sobre hielo o en caliente.Si ya estás pensando en tus recetas de esta primavera, tu opción será la primera. Y estás de suerte, porque es perfectamente combinable con un Kopi Cham bien frío.

El único paso para preparar un Kopi Cham

Ahora que ya has preparado la mitad de tu Kopi Cham, llega el momento de pasar a la acción y añadir el café. Si has llegado a este punto y no tienes ni idea de por qué vas a incluir un «té hecho en un calcetín» en esta receta, vuelve al punto anterior y te lo aclaramos 😉

Ahora viene la parte fácil, vierte tu taza de café arábica sobre la taza de té con leche al estilo hongkonés. Como se trata de una receta pensada para la subida de las temperaturas, recuerda añadir hielo previamente en la taza.

Si quieres lucirte con el emplatado, no olvides usar un vaso alto y maridar esta bebida con un pequeño bocado de cortesía.

¿Te has animado ya a servir Kopi Cham en tu negocio? Comparte con nosotros la experiencia en un comentario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.