Receta de café de tres colores

Receta de café de tres colores

Si buscas sorprender a tus clientes con un café muy dulce acompañado de una presentación espectacular, no te puedes perder la receta de hoy: el café de tres colores. Unos ingredientes sencillos y una rápida preparación te permitirán elaborar un café que hará las delicias de tus clientes más golosos. Acompáñanos y descubre los tres colores del café más dulce.

El café de tres colores: una dulce presentación

Para preparar la receta del café de tres colores necesitarás pocos utensilios: una cafetera, un vaporizador y una taza de cristal. Lo demás depende de tus habilidades como barista para mezclar los ingredientes:

  • Un sobre individual de leche condensada ya preparada. También puedes prepararla tú mismo, pero de esta forma trabajarás más rápido.
  • 15 ml de leche. Lo mejor es utilizar leche entera o semidesnatada para conseguir una textura más cremosa.
  •  35 ml de café espresso. La receta admite otros tipos de café, pero este es el más recomendado. También puedes utilizar distintos métodos para la preparación del café en función de los tipos de cafetera de los que dispongas.
  • Un poco de canela molida o cacao en polvo.

La distinta densidad de todos estos ingredientes hará que no se mezclen y mantendrá las tres capas de la bebida separadas, cada una con su respectivo color.

Una receta rápida y vistosa en tres colores

La clave de esta receta está en seguir rigurosamente el orden en el que se incorpora cada uno de los elementos para así conseguir los tres colores finales:

  1. Vierte la leche condensada en el fondo de la taza en la que vayas a servir el preparado final. Si tus clientes son muy golosos puedes poner más cantidad, aunque no te olvides de dejar espacio para los demás ingredientes.
  2. Calienta la leche con el vaporizador en una jarra a parte hasta convertirla en una crema.
  3. Vierte la crema de leche en la taza de cristal sobre la leche condensada.
  4. Prepara el café espresso y añádelo a la taza con los demás elementos, de manera que el café se mezcle con la crema de leche, pero no con la leche condensada del fondo.
  5. Espolvorea la parte superior con un poco de canela molida para completar el preparado con un toque más dulce.

El toque final para cualquier café: una presentación atractiva

La vista juega un papel fundamental en el disfrute de cualquier comida o bebida, por eso la presentación es tan importante. La receta del café de tres colores permite apreciar todos los ingredientes a simple vista, lo que lo hace mucho más atractivo para el cliente. Por eso es muy importante que utilices una taza de cristal. A la hora de servir, pon la taza sobre un plato de café, incorpora una cucharilla y acompáñala con unos barquillos o galletas, que combinarán perfectamente con el sabor de la bebida.

¿Necesitas inspiración?  La Laguna Gran Hotel se vuelca en cada detalle y este café de tres colores puede servirte de guía 🙂

Ejemplo de café de tres colores de La Laguna Gran Hotel

Imagen cedida por La Laguna Gran Hotel

Pista: Si quieres ver más emplatados sorprendentes para tus cafés de especialidad te esperamos en Instagram con los #cafelfies de nuestros clientes 😉

 

¿Ya has incluido el café de tres colores en tu carta? Cuéntanos tus trucos para prepararlo en los comentarios. Y, si todavía no lo has hecho, no esperes más para sorprender a tus clientes con una de las versiones más dulces del café en formato de tres colores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.