Receta de Baby Latte, un café dulce y delicioso

Hoy os traemos una forma diferente de tomar el café con leche: El Baby Latte. Esta receta es ideal para los clientes más golosos ya que tiene un sabor muy dulce y suave al que no se podrán resistir. Esta opción generalmente se prepara con café descafeinado, por lo que es ideal para personas que no toleran la cafeína. Podrás añadir esta receta en la sección «sin» de tu carta junto al café bombón y vienes. ¡Delicioso!

El origen de la bebida es desconocido, pero su uso comienza a estar muy extendido entre los expertos baristas más creativos que quieren aportar mayor variedad de cafés a las cartas de sus negocios.

 

Esta receta destaca por su característico sabor dulce que embriaga los sentidos de los más lambuceros. Es adecuado para cualquier hora del día pero destaca como merienda acompañada de un dulce. ¡Sigue leyendo y aprenderás como enamorar a tus clientes más exquisitos! 😉

Receta del delicioso café Baby Latte

¡Sorpresa! ¿A que no sabíais que este café tenía un toque a almendra?, ¿Suena delicioso verdad? Sírvelo bien calentito, con espumita y a disfrutar, ¡Les encantará!

 

Para un café Baby Latte necesitas:

 

  • Café descafeinado 
  • Leche
  • Almendras molidas al natural
  • Azúcar moreno
  • Sirope de caramelo

 

Y así lo preparas:

 

  1. Elegir un vaso (si es profundo mejor ya que el resultado quedará más estético) y añadir una cucharada de azúcar moreno y una cucharada de almendras molidas al natural
  2. Remover la mezcla y añadir al gusto sirope de caramelo para crear una gruesa capa sobre la que se posará el café
  3. Añadir un corto de café descafeinado bien caliente
  4. Añadir la leche hasta rellenar todo el vaso
  5. Remover ligeramente el fondo sin que queden completamente mezclados los ingredientes
  6. Espumar leche como punto final para que nuestro café quede perfecto

 

El Baby Latte no es un café solo para adultos

 

El café descafeinado es una opción “kids friendly”. Esto quiere decir que los niños pueden consumir este tipo de café sin ser afectados por los efectos secundarios de la cafeína. Su sabor dulce y su presencia desenfadada puede causar curiosidad a los paladares de los más pequeños. Es importante tenerlos en cuenta ya que puede resultar interesante ofrecer una carta adaptada para ellos dentro de cafeterías en las que parte de su público sean las familias.

 

Puedes realizar un pequeño latte para customizar los Baby Latte y así causar mayor simpatía entre los niños. Una opción sería poner su inicial, o también hacer dibujitos desenfadados que estimulen su curiosidad y por supuesto, sus ganas de volver a pedir este café la próxima vez que visiten con sus familias nuestro negocio.

 

¿Fácil verdad?

 

Es una receta sorprendente que encantará a todo tipo de públicos, una cremosa combinación, suave al paladar y con notas de frutos secos. La preparación es  muy sencilla y probablemente sea uno de los “must have” de esta temporada, ¿Te animas a prepararlo?

 

Para más recetas no dudes en visitar las entradas de nuestro blog, en ellas compartiremos contigo multitud de posibilidades que pueden resultar de mucha ayuda para tu negocio y que te explicaremos con todo lujo de detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.