¿Qué es una cafetería de tercera generación?

¿Qué es una cafetería de tercera generación?

Atrás quedan los tiempos en los que el café era una bebida más. Estamos en la era del conocimiento. A todos los niveles. Y en el café no podía ser diferente. Los consumidores de la tercera ola ya no se conforman únicamente con degustar el sabor del café. Ahora quieren más. Necesitan saberlo todo sobre ese exquisito manjar que les han servido. Consumen una experiencia en un espacio en el que el café pasa a ser un producto gourmet de muy alta calidad, cuidado hasta el más mínimo detalle, al igual que la decoración y el ambiente en el que se presenta. Grandes ciudades, como Los Ángeles, Nueva York y Londres ya se encuentran a la cabeza de este movimiento. ¿Tú también quieres que tu establecimiento forme parte de las cafeterías de tercera generación? ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber.

Un poquito de historia

Antes de esta ola tan especial, en la historia del café hemos experimentado la primera y la segunda ola. La primera destaca por la masificación del consumo del café y suele situarse en la época en la que se ha introducido la máquina expreso en la hostelería, a finales de los años 40. En ella, el énfasis recae en la individualización de la taza, empiezan a prepararse bebidas con café y las cafeterías vuelven a ser un espacio ideal para la sociabilización. La segunda ola, por su parte, suele establecerse entre los años 70 y 80, y destaca por la invasión de los coffee shops, aquellos establecimientos en los que se vende café tostado y en los que se puede degustar el café alrededor del mundo, como es Starbucks. Estos son pequeños y, además del café, ofrecen otras variedades, como batidos, leche, zumos de frutas… La tercera ola coincide con la aparición de los microtostadores y el movimiento del café de especialidad que tuvieron lugar en Estados Unidos en los 90. En ella, la protagonista indiscutible es la alta calidad del café, que pasa a formar parte de la categoría gourmet.

Qué es la tercera ola

Como hemos mencionado, en la tercera ola prima la calidad del café. Este se ve como un producto delicatesen, delicado, con el que no se puede dejar nada al azar y su elaboración implica conocimiento, investigación y exploración. Así, los baristas se esfuerzan por buscar los mejores granos para sacarles el máximo partido y presentan interés por el productor y por los campos en los que se cultivan. Se cuidan todo lujo de detalles: el tipo de tueste, el molido, las técnicas de infusión, las cafeteras, el agua, la leche… y hasta los dulces que acompañan al café.

Cómo son los consumidores de la tercera ola

En esta ola destaca la pasión por el café, que es transmitida de los baristas a los consumidores, cuyo rol también cambia. Estos no solo degustan el café, se sienten especiales con él. No solo por recibir un excelente servicio al cliente, sino porque conocen de primera mano la historia que hay detrás de este delicioso producto: aquella que crean los productores, los importadores, los tostadores y, cómo no, los baristas. Aprenden a catar, a distinguir las diferentes variedades, a apreciar notas específicas y a apreciar el arduo trabajo que se esconde detrás de tan alta calidad. El café ya no es una bebida más, este pasa a convertirse en una apasionante experiencia.

Cómo reconocer a un barista de la tercera ola

En la tercera ola, el café es el auténtico protagonista y es tratado como una auténtica delicatesen. En ella, los baristas son unos apasionados del café y entienden que servirlo debe ser una profesión especializada. Por ello, no se quedan únicamente con la manipulación del producto. Ellos van más allá: conocen la cata y el tostado, suelen involucrarse en la cadena productiva, se relacionan con los productores del café, ofrecen amplias variedades de café, son auténticos artistas con la técnica del latte art y saben sacarle el máximo partido a este placer para los sentidos.

Por qué son tan especiales estas cafeterías

Al igual que el café, las cafeterías de la tercera generación también son especiales. Así, buscan diferenciarse en todo momento de las grandes firmas de café de la segunda ola, como son Starbucks o Caribou, presentándose como únicas y con un tamaño reducido destinado a disfrutar al máximo de este delicioso producto. Se busca que tanto el café como el establecimiento gocen de una estética totalmente diferente a las comerciales. Se quiere conseguir un sello propio y hasta convertirse en toda una fuente de orgullo del lugar en el que se albergan, haciendo que los residentes se sientan orgullosos de encontrarlas únicamente disponibles en dicho lugar. Los adolescentes modernos y los teletrabajadores destacan entre los diferentes perfiles que las frecuentan.
Cómo sacarles partido a las cafeterías de tercera generación
Una vez tienes claro que tú también quieres explotar al máximo tu cafetería de tercera generación, debes tener muy en cuenta que esta tercera ola está muy cerca de la comida gourmet, por lo que, para explotar todo el potencial de su éxito, la intención de mejorar en todos los aspectos relacionados con el café debe estar siempre en tu día a día. Así, al igual que haría cualquier artista, la clave está en intentar siempre dar un paso más allá con tu arte del café, intentar mejorar tus técnicas, atreverte a experimentar, innovar y seguir buscando siempre lo mejor.

¿Ya haces parte de la tercera ola? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Un comentario en «¿Qué es una cafetería de tercera generación?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.