¿Eres uno de esos baristas a los que en la temporada de otoño-invierno les apasiona servir tazas de chocolate bien calentito? Hoy vamos a proponerte una receta para que tus clientes no tengan que renunciar al chocolate ni siquiera durante los meses de calor. Además, ¿adivina qué? En esta receta juntamos dos de nuestras bebidas favoritas: ¡el chocolate y el café expreso! ¡Vamos a ver cómo se prepara este mokaccino frío!

Un mokaccino frappé ideal para el verano

En este blog ya os hablamos con anterioridad sobre cómo podemos convertir el café en una bebida muy veraniega: los cafés helados como el café frappé con vainilla, el café frappé con dulce de leche o el capuccino frappé son fenomenales para incorporarlos en nuestra carta estival.
Si alguna vez te has preguntado si es posible idear una de estas fresquitas recetas combinando café y chocolate, la respuesta es un rotundo sí. ¡Anota todos los ingredientes que necesitas para preparar este mokaccino frío o mokaccino frappé!

¿A qué sabe el mokaccino frío?

Hay muchas recetas para elaborar un mokaccino frío o mokaccino frappé. En todas ellas se combinan los cuatro ingredientes principales: el café expreso, el chocolate, la leche y el hielo. Después, cada barista personaliza la receta a su gusto, añadiendo diferentes extras o complementos. En este caso aromatizaremos nuestro chocolate frappé con un poco de canela molida y lo decoraremos con nata montada.
Estos son los ingredientes que necesitas para preparar dos vasos de nuestro mokaccino frío. Como siempre, las cantidades son orientativas, pues puede que alguna persona prefiera usar menos leche, menos café, más chocolate…:

  • En torno a 180 mililitros de café expreso
  • 150 mililitros de leche (puede ser tanto animal como vegetal)
  • Alrededor de 30 mililitros de chocolate a la taza
  • 2 tazas con hielo
  • Nata montada
  • Canela molida o cacao en polvo
  • Edulcorante (opcional)
  • Leche condensada (opcional)
  • Sirope de chocolate (opcional)

¡A por la licuadora!

La elaboración del mokaccino frío se pasa de sencilla. 😉 Apenas te robará tiempo y casi todo el trabajo lo hará tu licuadora profesional:

  1. Una vez hayas preparado el café expreso y el chocolate a la taza, los incorporarás en el vaso de la licuadora junto con la leche y las dos tazas de hielo. Si te apetece que la mezcla resulte más compacta, puedes añadir a mayores dos cucharadas de leche condensada.
    Con todos los ingredientes listos en el vaso, ya puedes empezar a licuarlos.
  2. Cuando la mezcla esté batida, pruébala. Si lo deseas, échale azúcar o stevia al gusto.
  3. Sirve la mezcla en los vasos. Antes, puedes decorar el interior de estos dos vasos con un poco de sirope de chocolate.
  4. También a modo decorativo, coronaremos nuestro vaso de mokaccino frappé con un poco de nata montada. Sobre ella podemos incorporar un poco de canela molida, de cacao en polvo o de sirope de chocolate.

¿Sencillo, verdad? ¡Una gran idea para servir en tu local y personalizarla a tu gusto!

¿Solo para cartas estacionales?

Son muchos los cafés que no disponen de cartas estacionales debido a diferentes razones (por ejemplo, por estar ubicados en zonas con temperaturas suaves y constantes a lo largo de todo el año). Igualmente, nunca está de más tener un par de ideas con las que sorprender a la clientela en la temporada de más frío y en la temporada de mayor calor. Cada año puedes cambiar tus propuestas y ofrecerlas fuera de carta, promocionándolas en tus redes sociales y en tu pizarra a pie de calle. ¡Seguro que tus clientes agradecen probar algo distinto!
Así que no es necesario cambiar toda tu carta durante el verano, pero sí puedes atreverte a completar tu oferta con algunos frappés que son fantásticos cuando apetece saborear y beber algo fresquito.
¿Qué te parece empezar con este mokaccino frío, mokaccino frappé o chocolate frappé? Es una receta bastante solicitada y popular: algunas personas también la conocen como frappé de moka o mocha frapuccino. 🙂