El té matcha, original de China y muy arraigado a la cultura japonesa, es uno de los tés del momento. Aunque la preparación favorita de este té es aquella que no incluye edulcorantes o aditivos, el té matcha con leche (o matcha latte) es cada vez más popular en las cafeterías y establecimientos de té de todo el mundo. Para preparar un té matcha con leche animal o vegetal solo necesitas cinco minutos: la receta del matcha latte es muy sencilla y, bien elaborada, puede ser todo un éxito en tu local.
¿Quieres incluir el matcha latte en tus recetas de té? Te explicamos cómo y por qué hacerlo.

Las famosas propiedades del té matcha

Lo primero que sorprende del té matcha es su apariencia; este té se obtiene de hojas de té verde que han sido molidas, por lo que se trata de un té en polvo que debe agregarse a un vaso o taza con agua caliente y agitarse bien para dar uniformidad a la bebida. Por esta razón, el té matcha es uno de los tés más triunfadores en la modalidad de tés para llevar.
Debido a lo peculiar de su preparación, los consumidores de té matcha aseguran aprovechar al máximo todas las propiedades de sus hojas. Este té es rico en vitaminas, en aminoácidos, en antioxidantes y en minerales como el zinc, el selenio, el magnesio o el cromo. Aparte, también es un interesante drenante que ayuda a depurar el organismo.
Al agregar leche al té matcha se consigue una bebida que para muchos consumidores resulta más completa y aun más deliciosa. La receta del matcha latte mantiene los beneficios de este particular té verde y puede continuar siendo una bebida 100% vegetal utilizando leche de coco, leche de almendras, leche de avellanas o leche de avena. Optando por leche animal, tu matcha latte será además una de tus recetas de té más cremosas.

Receta de matcha latte con canela y cardamomo

Como decíamos, para elaborar un té matcha con leche o matcha latte necesitarás leche vegetal o animal, agua y, por supuesto, té matcha. En esta receta de matcha latte, además, la bebida se endulza y aromatiza con dos especias: la canela y el cardamomo.
Estas son las cantidades de cada ingrediente que utilizarás para preparar un vaso de matcha latte:

  • 100 mililitros de leche.
  • 50 mililitros de agua.
  • Entre ½ cucharada y una cucharada de té matcha.
  • ¼ de cucharada de canela en polvo.
  • ⅛ de cucharada de cardamomo molido.
  • Edulcorante opcional (por ejemplo, panela).

Si dudas entre una leche animal o una leche vegetal, debes considerar que el matcha latte con algunas leches vegetales no resulta tan espumoso o cremoso como el té matcha latte elaborado con leche animal.

Cómo dar forma a este té verde con leche

Esta receta de matcha latte es muy fácil y su preparación apenas te robará tiempo.

  1. Lo primero que harás será calentar los 50 mililitros de agua sin que esta llegue a hervir. Tras retirarla del calor, deposítala en un vaso o bol y añade el té matcha en polvo. Después, agita la mezcla y déjala reposar.
  2. Mientras el té matcha reposa, calienta los 100 mililitros de la leche elegida sin que esta tampoco llegue a hervir.
  3. Retira la leche y viértela en un vaso. En el mismo vaso, agrega la canela y el cardamomo (este sería también el momento de incluir el edulcorante opcional). Bate bien la leche y las especias hasta alcanzar cierta firmeza o densidad.
  4. Acto seguido, añade el té matcha en el mismo vaso donde mezclaste la leche con las especias.
  5. Si te apetece, puedes espolvorear la superficie o corona del matcha latte con canela en polvo o agregar un poco de canela en rama a modo de decoración.

La preparación más tradicional del té matcha

¿Te ha sorprendido esta sencilla elaboración del té matcha (en este caso, con leche)? Tal vez sea porque has oído hablar de la famosa tradición que gira en torno a su preparación en Japón. En este país es habitual que se celebren ceremonias de preparación de té matcha que se llaman chanoyu y que, tal y como te contamos en un post anterior dedicado a las distintas tradiciones de té en el mundo, tienen lugar en una pequeña casa conocida como casa del té.
En estas ceremonias, el té matcha se añade en un bol (chawan) en el que se deposita asimismo el agua caliente. El polvo del té se agita con un batidor artesanal fabricado con bambú y que recibe el nombre de chasen.

Antes de intentar organizar una ceremonia chanoyu en tu local… ¿te atreverás primero con esta fácil receta de matcha latte con canela y cardamomo? ¿Probarás a aromatizar y enriquecer con otras especias este té verde con leche?