Historia de la cafetera francesa, french press o cafetera de émbolo

Historia de la prensa francesa

La prensa francesa, también conocida como cafetera de émbolo, es una de las cafeteras más populares en todo el mundo. Si ejerces de barista desde hace tiempo es muy probable que cuentes con una de estas en tu inventario porque sus características te permiten obtener un café intenso que hace las delicias de los paladares más exigentes. Te invitamos a descubrir la curiosa historia de esta máquina.

¿Origen italiano o francés?

El origen de la cafetera de émbolo no está del todo claro, ya que franceses e italianos se disputan su creación. Sea como sea, este invento con casi 200 años de antigüedad se ha colado entre los preferidos de los baristas más exigentes.
Los registros históricos datan la aparición de esta cafetera en las cocinas francesas alrededor de 1850. Este año, los franceses Mayer y Delforge presentaron el diseño de una olla metálica con un filtro móvil para presionar sobre el café. Pero este primer modelo no era del todo preciso y un poco de café molido escapaba por los lados del filtro.
En 1929 el diseñador italiano Attilio Calimani registra el invento tras mejorar el sistema añadiendo un muelle helicoidal flexible alrededor del filtro. Seis años más tarde, Bruno Cassol recubre ese muelle helicoidal con la malla del filtro, que es el diseño que más utilizamos hoy en día.
No es hasta 1960 cuando el modelo de Faliero Bondanini gana popularidad en los hogares franceses, convirtiéndose en un elemento habitual de cualquier cocina. En lugar del muelle helicoidal, este empleaba aletas flexibles de metal contra los lados del cilindro. A su éxito en Francia le siguió la popularidad en el resto de Europa que se mantiene hasta nuestros días.

Cómo funciona la prensa francesa

La prensa francesa está formada por un vaso cilíndrico estrecho generalmente de cristal, una tapa y un émbolo de metal o plástico que se ajusta firmemente a los bordes. En su interior cuenta con un filtro (de nylon, goma o aluminio) que deja pasar solo el agua y no los posos del café. Tras mezclar el café molido con el agua, se hace descender suavemente este émbolo para que la bebida quede así filtrada y lista para servir.
El método de elaboración del café con la prensa francesa es muy sencillo y permite percibir toda la complejidad y el sabor de un auténtico café:
1. En el fondo de la cafetera se deposita el café molido grueso (aproximadamente 10 gramos de café por cada 180 ml de agua) y se añade lentamente agua hirviendo.
2. Se tapa la mezcla y se deja reposar alrededor de tres minutos sin bajar el émbolo. El tiempo de reposo puede variar en función del gusto, siempre teniendo en cuenta que el sabor será más amargo cuanto más tiempo se deje reposar.
3. Una vez pasado este tiempo, se baja el émbolo con cuidado para que en la parte superior quede el preparado de café y dejando los posos en la parte inferior del filtro. Después de esto, el café está listo para tomar.

Las características del café resultante

Si utilizas la cafetera de émbolo para preparar el mejor café para tus clientes, debes tener en cuenta que las características de este tipo de cafetera influirán directamente en el resultado que obtengas:
– El filtro de malla metálica de la prensa francesa garantiza una extracción viscosa con mucho cuerpo y una textura más densa debido a que los aceites se mantienen en el preparado final.
– Este sistema de filtro también tiene como resultado un café con una sensación más arenosa que el de otras cafeteras más tradicionales.
– El café obtenido con este método no se conserva demasiado tiempo. Los posos del café siguen en contacto con la bebida una vez terminado el proceso, por lo que es recomendable servir en un breve periodo de tiempo después de haber sido elaborado.
– Es recomendable utilizar café molido más grueso de lo habitual, ya que el que utilizamos normalmente es demasiado fino y arrastrará más sedimentos en el preparado final.
Si tienes en cuenta todas estas características y llevas un control adecuado del tiempo de exposición y la temperatura del agua conseguirás impresionar a tus clientes, no solo con un sabor único, sino también con una preparación llamativa que puedes elaborar directamente en la mesa. ¿Utilizas este tipo de cafetera? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios 🙂

Un comentario en «Historia de la prensa francesa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.