Tés verdes, tés rojos, cafés helados, cafés espumosos… ¡y chocolates, en nuestras cartas siempre deben estar presentes los chocolates! El chocolate a la taza es una de esas bebidas que no pueden faltar en la carta de una buena cafetería, especialmente en sus versiones más actualizadas y deliciosas. El chocolate con menta, por ejemplo, es un placer para los sentidos con una preparación muy rápida: ¡no te pierdas nuestra receta de chocomint o chocolate mentolado!

¿De dónde viene esta receta de chocomint?

El chocolate es un alimento que chefs y baristas intentan hacer aún más exquisito acompañándolo con frutas, hierbas o especias. La tradición de combinar el chocolate con la menta procede concretamente de Reino Unido. Los británicos, de hecho, son muy dados a incluir esta hierba en numerosos platos, sobre todo en postres en los que la menta, además de aromatizar, cumple una función decorativa.
Pero existen otras formas de incorporar la menta a una taza de chocolate sin utilizar directamente las hojas de la planta: una de ellas sería usar licor de menta sin alcohol. Precisamente con él se elabora la receta de chocomint que compartiremos a continuación.

Preparación del chocomint

Para elaborar esta receta de chocolate caliente con menta, tendrás que hacerte con los siguientes ingredientes:

  • 45 mililitros de chocolate deshecho preparado con cacao en polvo
  • 30 mililitros de licor de menta sin alcohol
  • Nata montada
  • Un sobre de azúcar u otro edulcorante al gusto

La preparación de este chocolate con menta es verdaderamente sencilla. Lo primero que haremos será preparar el chocolate deshecho y reservarlo calentito en una taza. Después, calentaremos el licor de menta con el azúcar en una jarra y lo verteremos en la taza donde reposa el chocolate. Acto seguido, coronaremos la bebida con nata montada al gusto.

Versión en batido de esta receta de chocomint

Además, lo bonito de esta receta de chocomint es que acepta diferentes estilos e interpretaciones, algo que enamorará a los baristas más atrevidos.
¿Te animas a convertir esta receta en un batido bien fresquito? Toma nota, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Un par de cucharadas de cacao en polvo
  • 3 cucharadas de licor de menta sin alcohol
  • 400 – 450 mililitros de leche (fría)
  • Edulcorante al gusto (puedes sustituirlo por trocitos de plátano)
  • Hojas de menta

Una vez te hayas hecho con todo lo necesario para convertir este chocolate con menta en un batido, lo primero que hay que hacer es mezclar la leche fría con los demás ingredientes en la batidora. ¡Bate bien para mezclar adecuadamente dichos ingredientes!
Luego, solo tendrás que edulcorar y servir el batido decorándolo con unas hojas de menta que aportarán un gran aroma (entre otros beneficios) a esta versión fresquita del chocomint.
En el caso de que prefieras prescindir del azúcar, puedes endulzar este batido añadiendo unos pedazos de plátano a la batidora cuando mezcles todos los ingredientes.

Presentación del chocolate con menta para beber

Seguramente te estés preguntando en qué recipiente deberías presentar tu chocolate con menta caliente o tu batido de chocomint cuando los tengas listos.
Si preparas la receta de chocomint original, nuestra recomendación es que apuestes por una copa Toddy (un vaso muy popular porque se utiliza para servir el Irish Coffee). Se trata de una copa de cristal con asa que es ideal para servir una bebida caliente vistosa. Se fabrica con un vidrio especial que es resistente al calor.
Por el contrario, para servir el chocolate con menta hecho batido lo mejor es recurrir a la clásica copa de batido. Además de decorarlo con hojas de menta fresca, también puedes espolvorear unas virutas de chocolate sobre su superficie para hacerlo todavía más atractivo.

¿Por qué unir cacao y menta?

Cuando uno junta cacao y menta en una receta se beneficia de las interesantes propiedades que brindan tanto un ingrediente como el otro. Cuanto más puro sea el cacao en polvo utilizado, mejor.
El cacao tiene muchos minerales, mientras que la menta aporta un frescor que combate las náuseas o la halitosis.
Aparte de lo anterior…:

El cacao

  1. Es rico en antioxidantes.
  2. Posee un alto contenido en minerales: fósforo, hierro, sodio, magnesio, calcio, cobre, manganeso, selenio, zinc…
  3. Aporta vitaminas del grupo B, vitamina A y vitamina E.
  4. La teobromina presente en el cacao estimula el sistema nervioso, aunque no tanto como lo hace el café o el té.

La menta

  1. Limpia el paladar y hace más fáciles las digestiones.
  2. Va muy bien contra las náuseas debido a su fuerte aroma y a la sensación de frescor que concede.
  3. Ayuda a combatir la halitosis.
  4. Alivia las congestiones nasales porque su aroma refresca las vías respiratorias.

Ya sea por los anteriores beneficios o por su sabor, seguro que encuentras un sitio en tu carta donde añadir el chocolate con menta. 🙂
¿Cómo te apetece probar esta receta de chocomint? ¿En caliente o hecha batido?