El café es tu bebida favorita, lo tenemos claro. Pero, ¿conoces bien todo el vocabulario que la rodea? En esta entrada compartimos contigo algunas palabras poco comunes que te encontrarás en el mundo de esta mágica bebida y también su significado. Coge lápiz y papel, ¡empezamos!

El café en el origen

Existen una serie de términos que se refieren al café en relación a su cultivo y recolección. Algunos de los más frecuentes en este entorno, y quizás de los menos conocidos por los amantes de esta bebida son los siguientes:

CAFÉ VERDE .- Se trata del grano de café desprovisto de todas sus envolturas y seco, listo para ser vendido

FÓSFORO .- Cuando la plántula de café está recién germinada guarda gran semejanza con una cerilla o ‘fósforo’. De él toma este nombre esta fase tan concreta del crecimiento del cafeto.

GUARDIOLA . – Se trata de un aparato para el secado del café. Inventado alrededor del año 1880 por José Guardiola, en Guatemala se estandarizaron una serie de máquinas que lavaban, secaban y trillaban el café. Aún hoy ciertos aparatos usados en el secado del café emplean el nombre de su inventor.
HELDAS .- Cajoneras de madera de muy poca altura y provistas de techo corredizo, habitualmente de zinc, en las que se extienden los granos para que sequen al sol. Se trata de un secado natural que se incluye dentro de la fase de secado y tostado del café antes de su envasado.

El café en su preparación

A pesar de que el vocabulario relacionado con la plantación y recolección del café pueda parecer muy técnico a primera vista, durante la preparación del mismo también nos encontramos con palabras delicadas y llenas de aroma a café.

TERMOCOMPENSACIÓN .- La maquinara con la que el barista lleva a cabo su magia debe cuidarse y para ello es muy importante mantener el grupo de cafetera a temperatura constante y controlada. Esto se consigue gracias a la “termocompensación”.

Cuando un café no ha llegado a la taza en las condiciones perfectas, puede deberse a uno de estos dos casos de nombre tan largo pero explicación bien sencilla.

CAFÉ QUEMADO EN GRUPO .- Cuando se ha cargado el porta, se ha puesto éste en el grupo y no se hace la infusión hasta pasado mucho tiempo. Esto influye de manera muy negativa en el resultado que los clientes reciben en la taza.

CAFÉ QUEMADO EN MOLINO.- En este caso, el fallo en el resultado no se da en la cafetera, sino en el paso previo: el molido. Esto sucede cuando las muelas del molino se sobrecalientan por incorrecta alineación de las mismas, o por excesivo tiempo de molienda y queman al café.

Estas son sólo algunas de las palabras que tienen una relación directa con el mundo del café. ¿Has escuchado alguna en concreto en el bar que aún no conoces? Te explicamos su significado en los comentarios 😉