Descubre los cultivos de café de gran calidad que hay en Centroamérica

Cuando pensamos en cultivos de café, lo primero que nos viene a la mente son países de gran producción como Colombia o Brasil, debido a que su café es muy popular y está extendido por todas partes del mundo. Sin duda, sus granos de café presentan unas características extraordinarias, sin embargo, no son los únicos de la región que producen café de calidad. En Centroamérica se producen variedades de café de unos sabores y aromas únicos que nada tienen que envidiar al resto del mundo.

 

Los países de Centroamérica y el café de altura

Centroamérica cuenta con unas condiciones climáticas y una naturaleza volcánica que son excepcionales para el cultivo del café. Por eso, este producto se ha convertido en una de las principales fuentes de ingresos del sector agrícola de la zona. Hoy por hoy, el 10% del café exportado mundialmente procede de estos países, quienes comenzaron a vender sus granos a mediados del siglo XIX y no han parado de crecer.

En la actualidad, los mayores productores de café en Centroamérica son Honduras, Guatemala, Costa Rica y Nicaragua, no obstante, también podemos encontrar cultivos de café en El Salvador y en Panamá. El café que producen estos países es considerado uno de los mejores del mundo por su calidad y por su proceso de cultivo cuidado y ecológico. Una de las razones por las que este café es de calidad superior es que es cultivado a altas alturas, lo que ocasiona que produzca un café con mayor acidez, más aromático y de sabor más intenso.

 

Honduras

Honduras es el quinto productor mundial de café y cuenta con una producción de cafés gourmet de gran calidad. La diversidad geográfica del país, que ofrece condiciones únicas para cultivar café de calidad superior, y el esfuerzo de los productores hondureños, han conseguido poner este café en los puestos más altos por su calidad y distinción. 

La red de producción de café de Honduras está integrada por seis regiones. Entre ellas, destaca la región montañosa de Copán, donde se produce café con notas afrutadas, de caramelo y cacao y que tiene denominación de origen y está registrado con la etiqueta de Cafés del Occidente Hondureño (HWC). Y, también, la región de Montecillos, que se caracteriza por producir un café gourmet con aromas cítricos. 

Por otro lado, también cultivan café en la zona montañosa de Opalaca, de sabores afrutados y un toque ácido, y en Comayagua, zona de periodos de lluvias intensas donde cultivan el café en los suelos húmedos de las colinas. Asimismo, destacan las regiones de Paraíso y Ágalta, que tienen temperaturas más altas y terrenos con otras propiedades que producen cafés de sabores más suaves y dulces.

En algunas de estas zonas, se hacen visitas a los campos de cultivo para conocer el proceso de elaboración y degustar su rico café. 

 

Guatemala

Guatemala es uno de los diez mayores productores de café del mundo y uno de los más valorados. De hecho, es uno de los principales proveedores de café para Europa y Japón. 

Este país se caracteriza por tener varios microclimas diferentes, muchos de ellos son ideales para la plantación del café. Además, goza de suelos de gran calidad, muy ricos en nutrientes y muy fértiles. El café que se elabora en Guatemala es de alta calidad y se cultiva a una altitud mínima de 1.500 metros. 

La forma de cultivar y recolectar el café se caracteriza por ser artesanal, los granos son recogidos manualmente para seleccionar solo los más adecuados y las plantaciones se han cultivado tradicionalmente bajo la sombra. 

La mayoría de los granos que se cultivan en Guatemala es arábica, sin embargo, es difícil identificar un único sabor debido a que los diferentes climas que existen en el país hacen que haya una diferencia en el aroma, la acidez, el cuerpo y el sabor de los granos dependiendo en donde se planten.

Son varias las zonas de Guatemala donde hay plantaciones de café. En la región de Acatenango se cosecha un café ácido y de un aroma exquisito, que es plantado en ricos suelos situados a gran altura, algunas plantaciones están situadas a 2.000 metros. En el valle de Antigua, considerada la cuna del café del país, las plantaciones de café están situadas en los suelos volcánicos que son ricos en minerales. Los granos de café que se plantan en Antigua se caracterizan por tener un sabor dulce y un rico aroma. También puedes encontrar café en las regiones de Atitlán, Cobán, Fraijanes, Huehuetenango, Oriente y San Marcos, también cultivados a gran altura y en tierras muy fértiles que aportan un sabor único al grano de café.

 

Costa Rica

Los volcanes de Costa Rica nos regalan unos suelos ricos en nutrientes que son ideales para la plantación del café. A esto se les suma unas condiciones climáticas perfectas para la cosecha de este grano y una geografía que permite cultivar a grandes alturas de hasta 2.200 metros sobre el nivel del mar. 

El café que se cultiva en Costa Rica es mayoritariamente de variedad arábica. Sus granos son de gran calidad, poseen poca cafeína y una alta acidez, lo que permite elaborar una bebida de un sabor y aroma intensos. 

Las zonas de Costa Rica que cultivan el café son Brunca, Guanacaste, Orosi, Turrialba, Tres Ríos, Tarrazú, Valles Central y Occidental. En estas ocho zonas, los agricultores realizan un proceso de cultivo y recolección manual y selectivo, que garantiza la obtención de granos de la mejor calidad. Además, utilizan el secado al sol, un proceso que requiere de mayor exigencia, pero que da mejores resultados.

Este café, además, tiene la cualidad de ser un café ecológico. El 70% del café de Costa Rica se produce de manera sostenible, una iniciativa impulsada por el gobierno con la que pretende reducir el impacto medioambiental de sus actividades agrícolas.

El café de Costa Rica ha sido reconocido a nivel internacional en numerosas ocasiones y es, sin duda, uno de los favoritos de los aficionados al café.

 

Nicaragua

Nicaragua es un país de tierra fértil que se caracteriza por producir un café de gran calidad. Los cultivos de café se encuentran en las zonas del país donde las lluvias son frecuentes y los suelos son muy ricos en nutrientes, a una altitud de entre 1,100 y 1.600 metros sobre el nivel del mar. La mayoría del café se produce en la región Norte- Central, que incluye las zonas de Matagalpa, Jinotega y Boaco, pero también hay pequeñas plantaciones en otros puntos del país. 

La mayoría de los cafetales cultivan el grano de café de la variedad 100% arábica, que ofrece un café intenso y una alta acidez. Los sabores y aromas más usuales en los granos de café nicaragüenses son los cítricos, afrutados y florales. 

El cultivo de café en Nicaragua es, en su mayoría, ecológico y orgánico. Los pequeños productores de café se organizan en cooperativas y promueven las prácticas ambientales sostenibles, como el secado a la sombra, que además garantiza un grano de una calidad mucho superior.

Si vas a viajar a Centroamérica, te recomendamos que visites sus cultivos y que pruebes su delicioso café. Esta será una oportunidad única de conocer uno de los mejores cafés del mundo en su sitio de origen y, de paso, descubrir uno de los paisajes más hermosos que existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *