Elegir un buen café es clave en una cafetería, cuidar tu maquinaria de trabajo también. Si ya has seleccionado tu cafetera profesional con ayuda de nuestra guía, es hora de que aprendas como mimarla y cuidarla para que el café pueda brillar en todo su esplendor. Hoy te presentamos el protocolo de los 7 MP para que puedas conocer las claves del mantenimiento de tu cafetera profesional, coge lápiz y papel, ¡que arrancamos!

Como ya habrás adivinado, la M no es de magníficos 😉 si no de mantenimientos y la P de preventivos, pero estas 7 buenas prácticas de mantenimiento si se llevan a cabo de forma periódica sí que pueden dar un resultado magnífico en cada taza y en la vida útil de tu cafetera.
Además de llevar a cabo las correspondientes revisiones periódicas de tu máquina, es muy importante que tú, dueño del establecimiento, conozcas estas acciones de mantenimiento, cómo se hacen y su valor a largo plazo para que tu cafetera funcione de cine.

¿Listo? Allá vamos:

        1. Revisar los parámetros básicos de la cafetera. Comprobar que está en perfecto estado.
          • Debes comprobar la presión y temperatura de tu máquina para confirmar que funciona correctamente. Por norma general los datos óptimos son los siguientes:
            • Presión: Entre 8,3 y 9,7 Kg
            •  Temperatura: Entre 86ºC y 96ºC
        2. Comprobar el estado del vaporizador. Un vaporizador en perfectas condiciones da lugar a una crema y sabor óptimos.
          • Hay que comprobar el flujo de vapor por los 4 orificios de la lanceta.
          • Debes de ser consciente de que la limpieza diaria es clave en esta herramienta. Recuerda llevarla a cabo tal y como te explicábamos aquí.
        3. Comprobación del estado del portacacillos. A pesar de ser una pieza relativamente pequeña, la presión y el desgaste que sufre el portacacillos es importante.
          • Es necesario revisarla para conocer el desgaste del porta y sus piezas.
          • Para un correcto mantenimiento diario, sigue las instrucciones que te darán los especialistas y alargarás su vida útil 😉
        4. Uso del cacillo ciego. El cacillo ciego es una herramienta específica que facilita el mantenimiento de tu cafetera profesional y deberás incluirlo en tu rutina diaria al cierre del local. ¡No te olvides de dejarlo bien limpio!*
        5. Revisión de juntas y duchas. Las gomas que aíslan los distintos componentes de tu cafetera sufren con el paso del tiempo y para conocer su estado es necesario revisar a fondo su funcionamiento. Lo mismo sucede con las duchas, son elementos de fácil desgaste.
        6. Revisión detallada del molino. El molino es tu segunda herramienta más importante y debes cuidarla. Para ello, tras la revisión periódica, anota todas las recomendaciones del personal técnico. A mayores, recuerda:
          • Limpiar semanalmente las tolvas y el depósito de café.
        7. Correcto estado y colocación de la vajilla. El cuidado diario de tu vajilla asegurará resultados excelentes, debes tener en cuenta estos dos puntos:
          • Almacena tus tazas encima de la cafetera, en posición vertical y con una altura máxima de 2 tazas.
          • Rota periódicamente la vajilla de atrás hacia adelante.

Estos 7 puntos son básicos para el cuidado diario de tu cafetera, llevándolos a cabo de forma periódica tu cafetera te lo agradecerá y el resultado se notará en cada taza.

¿Te han quedado dudas? Te las resolvemos en los comentarios 😉