¿Estamos ante la Cuarta Ola del Café?

Como maestros y amantes del café, durante años hemos seguido de cerca la evolución de esta preciada bebida en todo el mundo. Las últimas décadas han sido cruciales para el crecimiento de la industria mundial del café y las tendencias alrededor de él han ido cambiando muy rápido.

La calidad del grano, las prácticas de cultivo, el consumo, las variedades o la procedencia. Estos y muchos otros elementos han evolucionado a lo largo de la historia del café y han marcado una serie de movimientos globales en su historia: son lo que conocemos como “Olas del Café”. Conocer estas olas es una forma fascinante de ver la evolución de esta semilla y de estar al tanto de las tendencias cafeteras.

Quédate con nosotros para conocer todas las olas y saber más sobre tu bebida favorita 🙂

 

La Primera Ola

Esta etapa, conocida como Primera Ola, viene marcada por una masificación del consumo de café. La población empieza a incluir esta bebida en su día a día y a comprarla con regularidad: el café se posiciona como un artículo al alcance de cualquier familia.

Es un período que se caracteriza por poner el foco exclusivamente en las bondades del café como bebida final: rara vez se hace mención al origen de los granos, al procesado de los mismos o a cualquier característica que lleve a pensar en la existencia de cafés diferentes. 

Como curiosidad, se dice que durante esta ola mucha gente de Estados Unidos no sabía que los granos de café venían de una planta, ¡increíble! Habría que esperar unas décadas para que la población y las marcas se interesasen por la procedencia del café.

 

La Segunda Ola

En la segunda etapa, el café pasa de ser un bien de primera necesidad a ser un producto con potencial social. Los tostadores y los cafés se dan cuenta de que esta bebida puede llegar mucho más lejos y experimentan para que los amantes del café puedan vivir experiencias diferentes.

Es un período marcado por la aparición de nuevas cafeterías en las que no solo se puede probar café con diferentes sabores gracias a la incorporación de siropes y endulzantes, sino que la degustación de esta bebida va acompañada de una nueva experiencia de socialización.

A su vez, los consumidores demuestran cierto interés por la procedencia del grano, así que las marcas empiezan a publicitar los países de origen y exploran cafés de mayor calidad.

Es aquí donde empiezan a aparecer los primeros baristas, interesados sobre todo en el café como bebida más que en el grano de café y sus características. También comienzan a surgir las primeras bebidas a base de café pensadas para atraer a un público más joven, como el famoso frappuccino, que hoy en día sigue siendo todo un éxito.

 

La Tercera Ola

En la Tercera Ola ya podemos hablar de coffe lovers, el consumidor es mucho más sofisticado y quiere saber todo sobre el origen del café, su proceso de producción y la marca: en definitiva quiere conocer la historia que hay detrás de él. Es aquí donde la gente empieza a demandar un café de calidad, diferente y asociado a unos valores determinados.

Es en esta etapa cuando se forma la Speciality Coffee of America (SCA), un hito importante para la investigación y el estudio del café. Al mismo tiempo llegan nuevos métodos innovadores de preparación de café y se empieza a experimentar con niveles de tueste más suaves, que dan lugar a sabores más complejos. También aparece el café de especialidad y comienza a formarse el concepto profesional de barista que conocemos hoy en día.

Podemos decir que en la Tercera Ola disfrutar de una taza de café es toda una experiencia, en la que el consumidor viaja desde el origen del grano hasta la cafetería en la que está bebiendo una taza. Puedes ahondar  más sobre esta ola y sobre las cafeterías de tercera generación en este artículo

 

¿Vamos hacia la Cuarta Ola?

Aunque aún es pronto para afirmarlo, hay expertos que aseguran que la Cuarta Ola ya está aquí. Pero, ¿qué es lo que la diferencia de las demás?

Básicamente, lo que define a esta nueva ola es su deseo de llevar el café de alta calidad a la mayor cantidad de personas. Estaríamos hablando de conseguir que el café de calidad sea más accesible y que su consumo se generalice en el mercado. De alguna forma, esta ola busca romper con el elitismo y la exclusividad en torno al café de especialidad para que el consumidor medio pueda acceder a él.

Otra característica de la Cuarta Ola es el crecimiento imparable del café Ready To Drink o el café frío. Ya quedó claro en la tercera ola; la tendencia al alza en este tipo de bebida es indudable y de alguna forma está cambiando el mundo del café.

Aún no existe un consenso general acerca de esta nueva ola, pero no cabe duda de que las marcas van a tener un papel crucial en ella, sobre todo a la hora de seguir apostando por cafés listos para beber y de acercar progresivamente el café de alta calidad al consumidor medio.

Todo apunta a que los productores de café, por su parte, tendrán más poder en la toma de decisiones gracias a la globalización y a los sistemas de comunicación que la pandemia ha establecido: las reuniones virtuales, la democratización de las redes sociales y la necesidad de transparencia frente al consumidor les situará en un papel central.

También los consumidores, como siempre, marcarán la tendencia y guiarán a productores y marcas en esta nueva ola. ¿Crees que la Cuarta Ola ya está aquí? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.