Dentro de nuestra serie más técnica, en la que os explicamos cómo aprovechar al máximo los diferentes tipos de cafeteras profesionales, hoy queremos hablar de una herramienta que todo Barista debe conocer: La cafetera V60, fruto del conocimiento de la casa japonesa Hario.  Se trata de un sistema de filtrado que dará lugar a una taza muy suave y aromática. ¿Quieres saber cómo sacarle el máximo partido a este método tan vistoso? Sigue leyendo, que arrancamos.

¿En qué consiste el sistema V60?

La firma japonesa Hario presentaba, tras la II Guerra Mundial un sistema de filtrado de café simple y al alcance de todos los ciudadanos. Así nacía la V60, que se compone simplemente de un cono y un filtro sobre la taza o jarra en la que se servirá el café. Esto acercó a mucha gente a la pasión por el café.

Sin embargo, no se trata de un cono cualquiera, sino que cuenta con unas características especiales que lo convierten en único. Habitualmente será de cerámica y varias estrías en forma de espiral recorren su interior, dando lugar a una cámara de aire entre el filtro y esta pieza. Esto influye enormemente en el resultado final de la taza, que se filtrará gota a gota.

¿Qué necesito para usar una V60?

Para decantar una taza por este método necesitarás:

  • 10 g de café de molienda fina
  • 120 ml de agua
  • Cono V60
  • Filtro para V60 (se trata de unos filtros con unas cualidades específicas y un grosor determinado, diferente al de otros métodos de goteo)
  • Hervidor de agua
  • Espátula o cuchara

¿Cómo preparo una taza en una cafetera V60?

  • Colocamos el cono o portafiltros sobre la taza o jarra en la que servirás el café. En su interior, sitúa con cuidado el filtro y procede a un lavado del mismo con agua a 92 ºC  para eliminar cualquier impureza que pueda haber en el mismo. Desechamos este líquido.
  • Agregamos el café al filtro y comprobamos que no quede amontonado. Debe estar repartido uniformemente.
  • Vertemos agua en el centro del cono, y trazamos pequeños círculos con el hervidor para empapar todo el café. No debemos inundarlo, sólo hidratarlo. Procuramos no mojar el filtro.
  • Tras 20 segundos de espera, vertemos de nuevo agua sobre el filtro en círculos más amplios, evitando mojar el filtro.
  • Usaremos la espátula para evitar que el café se pegue a los laterales del filtro. Removemos con cuidado hasta lograr que el café se sitúe en la parte inferior del cono.
  • Añadimos agua hasta que el nivel de la misma sea de un dedo, aproximadamente, al borde del filtro y esperamos.
  • Es el turno del filtrado, debemos esperar hasta que el goteo se convierta en muy esporádico y, en ese momento, retirar el filtro del cono V60.
  • Retiramos el cono y removemos el contenido de la taza con suavidad

¡Nuestra taza de café preparada con el método V60 está lista!

¿Qué hace tan especial a el café preparado en una V60?

Se trata de un método tradicional de preparación de café por goteo y, gracias a eso, ofrece un gran impacto visual y se pude considerar casi un ritual. Si preparamos la taza a nuestros clientes en su mesa, podemos emplear esos momentos para introducirlos en la historia del café y en las características únicas de este tipo de preparación. Esto resultará en una atención muy personalizada que agradecerán y no podrán olvidar.

 

¿Ya has preparado tu primer café en V60? Nos encantaría conocer tu experiencia 😉

 

Si este post te ha parecido útil también pueden resultarte muy interesantes los siguientes: