Qué es un blend de té

Cómo preparar un blend de té

Un blend de té o tea blend es una mezcla de hojas de té con frutas, especias, flores… Al infusionar estos ingredientes juntos te alejarás un poquito del sabor más puro del té y obtendrás paladares y aromas diferentes que serán un lujo para los sentidos. Aquí van unos consejos para preparar un blend de té:

Qué es un blend de té

El tea blending es una disciplina que dominan muchos baristas, como el etching o el vertido libre del latte art. Preparar un blend de té no consiste en combinar un té o un par de variedades de té con frutas, especias, flores, hierbas, semillas o cortezas sin ninguna razón aparente. Cada una de estas preparaciones que llamamos blends de té tienen un sentido: los ingredientes que entran en escena han sido elegidos para conseguir unos matices de sabor y unos aromas determinados. De hecho, esos sabores y olores que obtengamos influirán de una manera distinta en nuestro estado de ánimo:

  • Un blend de té con cúrcuma, romero o cáscara de cacao, por ejemplo, nos activará y llenará de energía.
  • Un blend de té con lavanda, flor de manzanilla, clavo, cilantro o jengibre, por el contrario, nos puede ayudar a relajarnos.

Los primeros blends de té se elaboraron en China y se caracterizaban por su sencillez. Las combinaciones no eran demasiado complejas; la planta de té, Camellia sinensis, solo se mezclaba con algunas flores como la del jazmín o la del crisantemo. A día de hoy, los blends de té son pura experimentación y sorpresa.

¿Cómo preparar un blend de té si eres primerizo en esto de mezclar diferentes ingredientes para su infusión? Te damos unos trucos:

Cómo preparar un blend de té con cada variedad

Lo primero que tienes que decidir a la hora de preparar un blend de té es qué variedad de té utilizarás como base. ¿Té negro, té rojo, té blanco, té verde o té oolong? Puedes mezclarlos con los siguientes ingredientes:

  • El té negro suele ser más fuerte que otros tés menos oxidados. Su sabor maltoso combina bien con flores, nueces, frutas como el arándano o distintas especias.
  • El té rojo o Pu-erh, de sabor terroso (más suave o más intenso según su maduración), queda muy bien con cítricos, jengibre, especias picantes, bayas de goji y las flores del jazmín y del crisantemo.
  • El té blanco, de aroma fino y sabor delicado, combina muy bien con hojas como la menta, pétalos de rosa y frutas blancas (la pera, el durazno blanco, la nectarina blanca…).
  • El té verde, de sabor fresco y delicado, te dará mucho juego si te animas a preparar un blend de té. Puedes mezclarlo con cítricos como el pomelo o el limón, con frutas tropicales, con frutos secos como la almendra, con flores como la del jazmín, con hierbas como la menta e incluso con arroz inflado.
  • Para combinar el té oolong tenemos que fijarnos en su oxidación. El té oolong más oxidado casa bien con muchas especias, frutos secos como la nuez o la vainilla. El té oolong más cercano al verde en oxidación casa mejor con las flores y con cítricos.

Es muy importante que uses ingredientes frescos y de calidad para no arruinar el sabor y retrogusto de la infusión. Una especia o una hierba en mal estado podrían estropear tu blend de té.

SOS: Ideas para tu primer blend de té

Sabemos que, aunque estudies de cabo a rabo la teoría, a lo mejor necesitas un empujoncito para preparar un blend de té. Aquí tienes algunas mezclas que tienen nuestro aprobado y que te pueden servir como inspiración:

    1. Té rojo o Pu-erh con piña deshidratada, mango deshidratado y coco en polvo.
    2. Té verde con limón deshidratado y menta fresca.
    3. Té blanco, pimienta, fresa deshidratada y pétalos de cártamo.
    4. Té negro, canela en rama, jengibre, clavo molido, cardamomo molido y un poco de pimienta.
    5. Para un blend sin cafeína, utiliza rooibos. Mézclalo con pétalos de cártamo, pétalos de caléndula y vainas de vainilla.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Te atreves con alguna? Si tienes alguna sugerencia, déjala en los comentarios y nosotros también la probamos. 😉

Son blends de té e igual no lo sabes…

Lo cierto es que la mayoría de personas a las que les gusta el té han probado blends incluso sin saberlo. Tés como el English Breakfast, el Earl Grey o el moruno no son tés de origen, sino que son mezclas:

  • El té English Breakfast es una mezcla preparada con tés negros originarios de Assam, Ceilán y Kenia. Es de sabor intenso y de cuerpo robusto.
  • El té Earl Grey es una mezcla de tés negros (procedentes de la India y Sri Lanka) y aceite de bergamota. Aunque el Earl Grey original se prepara con tés negros, su popularidad ha provocado que también se venda con base de té blanco o de té verde.
  • El té moruno, típico de Marruecos, también es una mezcla preparada con té verde y hojas de hierbabuena.

Al ser tés tan consolidados, muchos consumidores de té no saben que son mezclas. ¿Crees que tus blends de té podrían llegar a ser tan famosos? 😛

Consideramos que esta guía te será de gran ayuda para preparar un blend de té. Ahora, solo te falta seleccionar y comprar todos los ingredientes que usarás: recuerda que, cuanto más frescos estén, mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.