Cómo pedir un café cortado fuera de España

Cómo pedir un café cortado fuera de España

El café no es solamente el aliado perfecto en esas jornadas maratonianas de trabajo que vivimos con un ojo cerrado y el otro medio abierto. El pequeño gran placer del café potencia asimismo el gusto de unas buenas vacaciones y es un compañero de ruta ideal. De hecho, el auténtico cafetero aprovecha sus viajes para probar las diferentes preparaciones y los diferentes sabores que adquiere el café en el mundo. Pero la pregunta definitiva para baristas y cafeteros aventureros es: ¿sabríamos cómo pedir o servir nuestros cafés cotidianos y favoritos en el extranjero? ¿Acaso es posible sobrevivir a una sobremesa sin un café cortado…?

Lo primero que necesita saber un amante del café es que no en todos los países entienden lo mismo por un cortado. Además, un turista en España tampoco nos entenderá si hacemos una traducción literal a su idioma de las palabras “café cortado”… 🙂 De todos modos, aunque a simple vista pueda parecer casi imposible, no es tan difícil aprender unos cuantos nombres y conocer las distintas maneras de disfrutar cada café en el mundo. A continuación mencionamos algunos consejos muy útiles para baristas y cafeteros:

Cómo pedir un café cortado en cada país

Muchos países comparten con España la costumbre de tomar un cortado a lo largo de la mañana, como postre o durante una charla a media tarde. Sin embargo, este café solo que acompañamos con un chorrito o una nube de leche se viste de un modo algo distinto en otros lugares de Europa o en Latinoamérica:

  • Portugal: Si un portugués pide un garoto está pidiendo un café cortado. Algunas guías de viaje dedicadas al país luso recomiendan que para saborear un cortado como el español debemos pedir un garoto escurinho. En otros lugares leerás que si un portugués pide al barista un pingado está pidiendo también un café cortado: esto no es exactamente así, ya que el café pingado es un café que lleva tan solo una pinga de leche que corta la acidez del café (es decir, lo que aquí podríamos llamar un café manchado).
  • Francia: En el país galo el café cortado recibe el nombre de café noisette. Los franceses le dieron este nombre debido al color que obtiene el expreso al añadirle unas gotas de leche (noisette se traduce como “avellana” en castellano). Si lo que quiere un francés es un café manchado pedirá un lait tacheté.
  • Austria: El café cortado de los austriacos es el Brauner. Las cafeterías sirven un café solo y una dosis de leche o crema líquida aparte para que la añadamos a nuestro gusto. El kleiner Brauner es un cortado pequeño, mientras que el großer Brauner es un café doble con un poco de leche.
  • Reino Unido: Para beber un café cortado, un inglés pedirá un “espresso with a dash of milk”.
  • Italia: En Italia lo más parecido a nuestro café cortado es su caffè macchiato. En realidad, este café equivaldría a lo que en España llamamos un café manchado: se trata de un café expreso que lleva una cantidad de leche menor a la de nuestro cortado. La leche del macchiato puede ir ligeramente vaporizada, generando así una fina capa de espuma. Este café se sirve en una taza de tamaño mediano de cristal o porcelana.
  • Alemania: Para referirnos al café cortado en Alemania seguiremos la fórmula inglesa y pediremos un café expreso con un poco de leche. Es decir, un Espresso mit wenig Milch.
  • Latinoamérica: Cuando toca hablar del café en el mundo es obligatorio mirar a América Latina, donde se encuentran una gran parte de los países productores de café. En Argentina entienden por café cortado lo mismo que un español; en su caso, las proporciones de este café suelen ser un 75% de café y un 25 % de leche. Los venezolanos también te comprenderán si les hablas de un café cortado y te darán exactamente lo que buscas al solicitar un café con este nombre. Por su parte, para beber un café cortado en Cuba hay que pedir un cortadito. En cambio, para degustar un café cortado en Colombia has de pedir un café perico o pintado: algunos colombianos jamás entenderán que quieras mezclar su delicioso café con un poco de leche…

Con estas indicaciones un barista español está preparado para enfrentarse a casi cualquier turista que esté sediento de un rico café cortado.

Otros cafés muy consumidos: solo y con leche

Aunque el café en el mundo nos sorprende con distintas preparaciones que son verdaderas joyas para consumidores y baristas, es completamente comprensible que a veces nos apetezca recurrir al clásico café solo.
Para beber un café solo en Italia hay que pedir un café espresso. A los italianos les gusta beber su café solo muy concentrado y de un único trago.
El café solo de los portugueses se llama sencillamente café o bica. Este es un café corto con un sabor fuerte que recuerda al expreso italiano.
Los austriacos llaman Schwarzer (traducido al castellano como “negro”) a su café solo o su café expreso. Sus vecinos suizos llaman Schümli a su café solo: no obstante, los baristas lo sirven con una pequeña jarra de crema de leche por si al cliente le apetece mancharlo un poco.
En Francia, para saborear un café solo debes pedir un petit noir. Cerca de Francia, en Bélgica, te servirán un café solo si pides un expreso.
En los países anglosajones encontrarás varias maneras de nombrar al café solo. En Australia, el café solo es el short black; en Reino Unido, su café solo es el black coffee y, si pisas EE UU, verás que muchas personas lo llaman expreso.
Por cierto, si en Colombia quieres beber un café solo hay que pedir un tinto o tintico. Es un café menos ácido y consumido sin azúcar (no guarda ninguna relación con la uva tinta…).
Dejando los cafés solos a un lado, resulta asimismo muy útil saber cómo llaman en cada país a su café con leche. Estos son algunos ejemplos: café au lait (Francia), Schale (Suiza), MilchKaffee (Alemania), Latte (Reino Unido), caffè latte (Italia), flat white (Australia) y meia de leite o galão (taza pequeña/ vaso alto, Portugal).

Y tú, ¿ya conocías el nombre que reciben estos cafés en el mundo? Anota los datos que sean nuevos para ti y… ¡haz del café un idioma universal!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.