Los mejores trucos para tus fotografías de café

Tutorial para hacer las mejores fotos de cafés

Más allá de las cartas o libros de recetas, las fotografías de comida y bebida han tomado las redes sociales y se han convertido en una herramienta imprescindible para que los baristas den a conocer sus habilidades. Pero no solo eso. También se han convertido en una nueva forma de atraer clientes y dar visibilidad a cualquier negocio.
¿Quieres convertirte en un “influencer” en redes sociales? En este artículo te damos algunos consejos para sacar las mejores fotos de tus preparados y conseguir que sean las más populares. ¡Enfoca y prepárate para apretar el disparador!

Preparando la fotografía de tu mejor latte art

La iluminación ideal para un cafelfie

Esta es quizá la parte más importante de una fotografía, ya que puede hacer que cualquier elemento se convierta en una obra de arte o en un auténtico desastre. Para fotografiar bebidas lo mejor es que utilices luz natural, aprovechándote de las ventanas para lograr una atmósfera natural y cercana.
Utiliza el triángulo básico de iluminación, es decir, además del foco de luz principal, añade uno trasero y otro lateral para dar volumen a los elementos de la fotografía, ayudándote de difusores para conseguir que la luz sea más suave si fuese necesario. No te olvides de ajustar el balance de blancos de la cámara para asegurarte de que los colores son lo más realistas posibles. Si estás trabajando con un smartphone también puedes ajustar los blancos 😉

La cámara

No es necesario que tengas un equipo profesional, con aparatos muy básicos puedes conseguir grandes resultados. Las cámaras réflex son las más adecuadas para este tipo de fotografías y hoy en día puedes encontrar modelos muy buenos a precios asequibles. Asegúrate de que cuente con un buen objetivo adaptado a tus necesidades y hazte con un trípode para mantener la imagen estable y probar distintos encuadres. Si tu presupuesto es limitado, puedes utilizar una cámara digital casera o incluso tu teléfono móvil, los resultados no serán los mismos, pero pueden ser muy buenos igualmente.

La escena

La limpieza y el orden en la escena son primordiales. Prepárala de antemano para empezar a hacer las fotografías en cuanto la bebida esté lista y así evitar que pierda cualidades. Para fotografiar el sugerente humo saliendo de una bebida caliente, hiérvela antes de disparar la foto y reduce la velocidad de obturación de la cámara para capturarlo bien. Si lo que quieres es enfatizar el aspecto refrescante de una bebida fría, imita la condensación natural regando el vaso con un aspersor de agua.
Presta especial atención a los colores: los fondos neutros siempre son una buena opción para que la bebida destaque, pero también puedes jugar con los colores complementarios para enfatizar los elementos principales del bodegón. Como siempre, menos es más, así que opta por la sencillez, será mucho más atractiva.

A la hora de apretar el disparador

Una vez tengas todos los elementos dispuestos en el escenario y lo hayas iluminado correctamente, es el momento de ponerte tras el objetivo y empezar a probar distintos tipos de fotografías.

La composición

Sigue la regla de los tercios para dividir mentalmente la pantalla con dos líneas verticales y dos horizontales y coloca los puntos de interés de la imagen en las zonas donde se cruzan. Mueve los elementos de la composición para conseguir distintas sensaciones.
Ten en cuenta que la bebida debe resaltar sobre todos los demás elementos de la escena, así que compón la imagen de manera que manteles, platos o cubiertos refuercen el mensaje, pero no distraigan del protagonista.

El encuadre

Ayúdate del trípode para jugar con distintos ángulos y perspectivas. Los primeros planos son los más indicados para que el producto destaque sobre el escenario. Recuerda que desenfocar ligeramente el fondo es una buena opción para resaltar el elemento principal

Los retoques finales

Si has seguido todos los pasos hasta llegar hasta aquí, probablemente tus fotografías ya sean dignas de los mejores “influencers”, pero si quieres hacer pequeños retoques en la luz o en el contraste puedes utilizar algunas aplicaciones de edición como Lightroom o Photoshop.
Una vez tengas las fotografías definitivas, súbelas a los perfiles en redes sociales de tu negocio. No te olvides de utilizas hashtags para ayudar a que usuarios de todo el mundo puedan encontrarlas y convertirse en tus seguidores.

 

Algunos consejos extra para tus fotos de Latte Art

Ahora que ya tienes todas las claves para hacer las mejores fotos de cafés, es el momento de ponerte manos a la obra. Cuando lo hagas, ten en cuenta estos consejos:
– Inspírate en otras fotografías. En las redes sociales encontrarás miles de ejemplos que te ayudarán a decidir por dónde quieres empezar.
– No te limites solo al café y las bebidas ya preparadas, también puedes fotografiar tus utensilios de trabajo (como las vistosas cafeteras) o a un barista en pleno proceso de preparación.
– Dale un toque personal a todas las imágenes para que transmitan la esencia de tu negocio y tu filosofía. Así se distinguirán de las demás y resultarán mucho más atractivas.
– Al igual que para ser un buen barista, la fotografía requiere mucha práctica, así que no te quedes con la primera toma. Prueba, juega y experimenta hasta encontrar los resultados que buscas.
¿Qué trucos utilizas para fotografiar tus creaciones como barista? Comparte tus mejores fotografías en nuestros perfiles en redes sociales y comienza a acumular likes 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.