Claves para sugerir bebidas a tus clientes… y acertar

Claves para sugerir bebidas a tus clientes… y acertar

“¿Qué me recomiendas?” es una pregunta que haría temblar a cualquier barista inexperto; sin embargo, no resulta tan complicado sugerir bebidas a tus clientes de manera acertada. Para lograrlo debes seguir unas sencillas pautas que te obligan en primer lugar a sentir auténtica pasión por tu trabajo. ¿Cuáles serán las otras seis…?

7 trucos para saber qué necesita beber cada cliente

Para ser un barista premium e intuir qué bebida va con cada consumidor no solo hay que estar motivado, también te resultará de gran ayuda empatizar con el cliente y obtener alguna información sobre su estado de ánimo, sus gustos o su rutina. Solo así, conociendo los sabores a los que está acostumbrado, serás capaz de contentarle y sorprenderle con recetas que tal vez no conocía.
Estamos convencidos de que, siguiendo las siguientes recomendaciones, lograrás convertirte en el barista de confianza de toda tu clientela 😉

  1. Asegúrate de que te apasiona esta profesión: En Mocay nos gustan los baristas, no los superhéroes. Sabemos que es complicado trabajar siempre con la misma motivación: hay días muy estresantes en los que nadie está a salvo de ver cómo flaquea su buen humor. De todos modos, lo primero que debes hacer para convertirte en un magnífico barista es querer serlo. Esto es fundamental para enfrentarte a cada jornada de trabajo con ilusión y para crear un buen ambiente en tu cafetería. Un cliente cómodo es un cliente receptivo que escuchará y seguirá tus consejos a la hora de escoger una bebida.
  2. No abandones nunca tu formación: Aunque lleves años tras la barra de un café es recomendable que nunca dejes de aprender sobre el producto que ofreces en tu local. ¿Has probado a tostar tu propio café? ¿Tienes actualizada tu carta de bebidas? ¿Sabes espumar la leche de manera correcta para servir un buen capuccino? Asistir a cursos que complementen tu formación y buscar revistas o webs con contenidos que sean de tu interés seguro que te ayuda a progresar. Recuerda también que crear sinergias con tus compañeros de profesión solo puede favorecerte: ¡comparte tus conocimientos y escucha a otros baristas que saben y aportan tanto como tú!
  3. Cuida tu espacio de trabajo: Querer diferenciarte como barista y sugerir bebidas a tus clientes es una buena idea siempre y cuando dispongas de la materia prima, la maquinaria y las herramientas adecuadas. ¿Tienes especias frescas para elaborar tus propios siropes? ¿Qué tal funciona esa batidora con la que preparas los cafés helados? El buen estado y la buena calidad de los utensilios y de los ingredientes utilizados son fundamentales para obtener una bebida deliciosa.
  4. ¿Cómo es el ánimo de tu cliente?: Está bien que nos apetezca ilusionar al cliente con nuevas bebidas pero… ¿cómo de relajado lo pillas? Si son las 07:30 horas y está a punto de entrar a trabajar no tendrá tiempo para escuchar tus sugerencias: prepara el mejor café con leche posible y déjalo disfrutar. Si por el contrario tu cliente llega sin prisa y se muestra conversador, es un buen momento para lanzarte con las recomendaciones.
  5. Indaga sobre sus gustos y costumbres: Es bastante fácil detectar cuándo un cliente está dispuesto a probar cosas diferentes. Lo notarás debido al tiempo que dedica a ojear tu carta, debido al interés que siente por cafés que desconoce y debido a que, como es lógico, intentará despejar todas sus dudas contigo. Pese a todo, cada cliente es distinto: algunos dominarán el mundillo casi tanto como tú y te preguntarán por el cuerpo o el aroma de un café, mientras que otros pueden ser aprendices o beber café sencillamente como un acto social. A los primeros podrás ofrecerles las propuestas más atrevidas y exclusivas de tu carta. Con los segundos debes ir poco a poco: ¿no les gusta el café solo y siempre eligen un café con leche o un cortado? Propón otros cafés que se sirven con leche como el capuccino, el caffé mocha o un baby latte. Les descubrirás nuevas combinaciones y verás lo inspirador que es sugerir bebidas a tus clientes.
  6. Comparte tus conocimientos con la clientela: Creer que solamente mejoraremos escuchando a nuestros jefes o colegas es un error. Las personas que visitan nuestra cafetería también pueden compartir con nosotros experiencias que nos resulten muy útiles: esa divertida anécdota que tienen bebiendo café en el extranjero, la forma en que nos cuentan cómo preparan sus cafés favoritos en casa… Del mismo modo, ellos estarán deseando escuchar cualquier dato que quieras añadir a su cuaderno de coffee lover. Imagínate, por ejemplo, que das a conocer el café extraído en frío a alguien al que no acaba de convencerle el café demasiado amargo. Qué maravilla, ¿verdad?
  7. Averigua si el cliente está satisfecho: Pese a todo lo anterior ten en cuenta que no siempre acertarás al sugerir bebidas a tus clientes, así que es muy importante que te intereses por cómo le ha ido a cada persona con el café que le has recomendado. En caso de que la infusión no sea de su gusto, ofrécele una alternativa que le satisfaga y le anime a volver a tu local. Ten en cuenta que equivocarse con una recomendación no es ningún drama: puedes no haber acertado a la primera, pero el cliente agradecerá que le sirvas otra bebida y se quedará seguramente con el buen trato recibido.

Como ves, sugerir bebidas a tus clientes y acertar no es una tarea imposible. Se trata de aplicar la formación adquirida y de poner en práctica tu empatía.

Si tú conoces otros trucos para acertar con cada recomendación, ¡compártelos con nosotros en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.