smoothies de café

Café versión smoothie

Hay una serie de bebidas que nos suenan y nos saben más veraniegas que otras, ¿verdad que sí? Una de ellas es el smoothie: ¡seguro que conoces estos batidos que están tan de moda y seguro que los habrás probado con ingredientes muy diferentes! Pues hoy, en este pequeño rincón de nuestro blog dedicado a las recetas, queremos enseñarte a elaborar un smoothie de café para chuparse los dedos.
¡Ah! Y para hacer de esta bebida una opción aún más energética también hemos probado a prepararla añadiéndole un superalimento: la avena. ¡Veamos cómo de fácil es elaborar un smoothie de café o un smoothie de café y avena!

¿Pero los smoothies no son solo de frutas?

¡No, los smoothies no solo se preparan con frutas o verduras! ¡Este batido o licuado ha evolucionado mucho con el paso del tiempo! En Mocay hemos estudiado un poquito sobre sus orígenes:
El smoothie apareció en los Estados Unidos en la década de 1930 con la irrupción en el mercado de la primera licuadora. Es cierto que los primeros smoothies se hacían a base de frutas; además, la gente solía beberlos en la playa, mientras se relajaba al sol. Pero entre las décadas de 1960 y 1970, con el movimiento hippie y el vegetarianismo adquiriendo notoriedad, los smoothies aumentaron su fama y comenzaron a prepararse incluyendo otros ingredientes además de frutas; por ejemplo, verduras y leche.
A día de hoy existen cientos de recetas para preparar estos batidos. Algunos smoothies se elaboran con refrescos o con bebidas como el chocolate a la taza o el café. Como contamos en el arranque de este post, también pueden prepararse añadiendo superalimentos y convertirse así en un desayuno perfecto.
¡Empecemos por descubrir cómo dar vida a un sencillo smoothie de café!

Receta de smoothie de café (¡y vainilla!)

Una característica que define al smoothie es su densidad, su textura. A pesar de tratarse de un licuado, la receta gana espesor gracias a algunos de los ingredientes utilizados. De hecho, si buscas sencillamente la receta de un smoothie de café te encontrarás con que muchas de ellas añaden a mayores algo de pudin o helado de vainilla para obtener la apariencia deseada.
Estos son los ingredientes que necesitas para disfrutar de un smoothie de café con un ligero toque de vainilla:

  • 150 mililitros de café (recién hecho pero sin que esté caliente)
  • 150 mililitros de leche (animal o vegetal)
  • En torno a 30 mililitros de helado o pudin de vainilla (siempre queda más rico si son caseros)
  • 1 pedazo de plátano (para dar espesor y también para endulzar)
  • Hielo picado
  • Sirope de chocolate (optativo)

Tras haber reunido todos estos ingredientes en la encimera de la cocina, te aseguramos que lo que viene después no tiene ninguna complicación. Se trata de depositar todos los ingredientes en el vaso de la batidora o licuadora y agitar la mezcla hasta que no queden grumos. ¡Después, tu smoothie de café estará listo para ser bebido! Si te apetece, decora su superficie con un poco de sirope de chocolate.
Aunque nosotros hayamos endulzado esta receta con plátano en lugar de con azúcar, es posible sustituir esta fruta por otro endulzante al gusto.
¡Qué bien quedaría este smoothie en la carta estival de cualquier cafetería! ¡El verano pide a gritos opciones como esta y como la del café helado belga!
Veamos ahora cómo hacer un smoothie de café con un superalimento: la avena.

Receta de smoothie de café y avena

Si sigues con frecuencia los artículos que publicamos en nuestro blog, probablemente hayas leído ya el post que dedicamos a los supercafés. Los supercafés son tan interesantes y especiales porque cuando juntamos nuestro espresso o nuestro latte con alimentos o condimentos famosos por sus propiedades (algunos cereales, semillas de plantas, especias…) estamos transformando nuestra bebida en una alternativa todavía más energizante y más beneficiosa para nuestro organismo.
A continuación vamos a explicarte cómo hacer un super-smoothie de café. Es decir, un smoothie de café que hemos acompañado con un superalimento para hacer de él un batido aún más completo y saciante. En este caso hemos escogido un cereal del que solo escuchamos cosas buenas: la avena. ¡Ponte de nuevo el mandil y ataquémosle ya a este smoothie de café y avena! Estos son los ingredientes que vamos a usar en nuestra receta. Prepararla debería llevarte un tiempo aproximado de cinco minutos:

  • 150 mililitros de café
  • 150 mililitros de leche (animal o vegetal)
  • 1 dátil
  • 1 plátano
  • En torno a 15 o 20 miligramos de copos de avena
  • Un poco de hielo picado

Primero, retira el hueso del dátil que usarás para hacer tu smoothie de café y avena. Después, incorpora el café, los copos de avena, la leche, el dátil, el plátano y un poco de hielo picado en el vaso de la batidora y agita bien el contenido hasta alcanzar la consistencia adecuada.
¿A que suena fácil? Pues espera a leer algunas de las propiedades de la avena: te aficionarás rapidísimo a este smoothie. Es una propuesta más que tentadora para esos cafeteros que no se pueden resistir ante un buen supercafé.

Café y avena: una mezcla doblemente recomendable

Cuando uno desayuna o merienda un smoothie preparado con café y avena, a las propiedades que le aporta el fruto del cafeto tiene que añadir las otras muchas que brinda el cereal:

  1. La avena es rica en vitamina B1 y en minerales como el fósforo, el hierro, el magnesio, el folato o el manganeso.
  2. Este cereal ayuda a reducir el colesterol gracias a los betaglucanos.
  3. Es muy saciante. Su contenido en hidratos de carbono es superior al 50%, pero se trata de hidratos complejos o de absorción lenta que liberan energía de manera paulatina, contribuyendo así a que los niveles de azúcares en sangre se mantengan estables durante más tiempo.
  4. Es uno de los cereales más ricos en proteína.
  5. Es muy digestiva.

Hazte con harina, salvado y copos de avena y experimenta todo lo que puedas con este superalimento. Por supuesto, hay que empezar con nuestro rico batido de café y avena. 😉

¿A qué esperas para enchufar tu batidora y preparar tu primer smoothie de café? ¡Aceptamos sugerencias y nuevas recetas en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.