Mano con taza tradicional de té para explicar la historia de esta infusión

Breve historia del té, recorrido por la infusión más famosa del mundo

Junto con el café, el té es una de las bebidas más consumidas a lo largo y ancho del globo. En Mocay Caffè somos muy fans de su sabor y de todas sus posibilidades y por eso te hablamos habitualmente de ella. Hoy queremos viajar al pasado contigo para navegar por la fascinante historia de esta infusión. ¿Estás listo para partir? Agarra bien tu taza, pégale un buen sorbo a tu té y ¡arrancamos!

Té, el mito detrás de la infusión

Como en el caso del café, los mitos y las leyendas sobre el origen del té se funden para dar una explicación al consumo de una de las bebidas más apreciadas del mundo.
Cuentan las leyendas que las hojas de té se infusionaron por accidente en China allá por el año 2.737 A.C. ¿De quién fue la culpa? Dicen las malas lenguas que en presencia del emperador chino Shen Nong las hojas de la Camellia sinensis cayeron por error en una tetera con agua hirviendo. El resultado fue del gusto del emperador y potenció su consumo entre las clases altas del país.
Más cerca de nuestra época, y lejos de mitos, se localiza la primera referencia escrita al té. Se trata de un extracto del autor Wang Bao en el que especifica cómo deben infusionarse las hojas del té. Corría el año 59 A.C.

Desde China, a todo Asia

El té se bebió por primera vez en China, pero desde este país el consumo de la infusión se extendió a lo largo de la Ruta de la Seda. A Japón llegaría alrededor del SVI A.C. junto con las costumbres de los monjes budistas. A lo largo del inicio de nuestra era la Ruta de la Seda sería el canal a través del cual el té se distribuiría por Asia. En forma de hoja o polvo llegaría a Rusia, Turquía o la India. Y no solo la bebida viajaría, sino que con ella se extendería una cultura del té que, con el tiempo, alcanzaría a todos los estratos sociales.

La ceremonia del té necesita su tiempo

La democratización del té tuvo efectos colaterales. Cuenta la tradición que en China perdió el estatus de bebida imperial y se convirtió en hábito de consumo diario del pueblo llano. Por este motivo, explican los cronistas, ni tan siquiera le ofrecieron una taza a Marco Polo cuando llegó por primera vez al imperio asiático.
Sin embargo, en Japón el té se convirtió en un asunto de estado y en el SXV un monje budista creó la ceremonia del té. Como ya sabes se trata de un rito de hospitalidad y aún hoy en día se celebra en muchos hogares.

¿Cómo llegó el té a convertirse en la bebida más famosa de Inglaterra?

Los europeos tuvieron que esperar hasta principios del SXVII para poder disfrutar de una buena taza de té. Los comerciantes holandeses intercambiaron en China sus cargamentos de salvia por té y regresaron a sus hogares con una nueva bebida.
El primer café en el que el té se vendió de forma oficial en Inglaterra fue Garway’s Coffee House. L

os ciudadanos de Londres no disfrutaron hasta 1657 su primer té de las 5. En 1662 el rey Carlos II se desposó con la portuguesa Caterina Braganza y celebraron sus nupcias con té. ¿La consecuencia inmediata? El té se convirtió en la bebida favorita de la aristocracia de la isla. Allá por el 1800 se importaban de forma anual unos 24.000.000 libras de té hacia las islas británicas. Sí, eso son (casi) unos 109.000.000 kg de té al año.

La pasión por el té cruza el charco y se reinventa en forma de bolsitas

De la mano de los movimientos migratorios el té llegó a América del Norte con los colonos europeos alrededor del año 1700. Esta bebida no estaría exenta de polémica, ya que fue usada en la contienda política en que se verían envueltos Gran Bretaña y sus colonias de ultramar. De hecho, la lucha por la independencia de los actuales Estados Unidos de América se desencadenó debido al precio del té en el nuevo continente.
A día de hoy es muy común que disfrutemos de nuestro té en bolsita. Sin embargo, ¿sabes cuándo se usó la primera? Los verdaderos amantes de esta infusión tuvieron que esperar hasta el año 1908, cuando, en Nueva York, Thomas Sullivan envió a sus clientes sus productos en bolsitas de seda. Estos, por error las introdujeron en su tetera sin abrir y dieron lugar a uno de los inventos más característicos de nuestra época.
¿Qué te ha parecido nuestro breve repaso a la historia del té? ¿Conoces algún dato más que debamos añadir a esta cronología? Cuéntanoslo en un comentario y ampliaremos la historia de esta fascinante bebida.

4 comentarios en «Breve historia del té, recorrido por la infusión más famosa del mundo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.