Hoy en día, rodeados como estamos de cafeteras eléctricas que en pocos minutos nos sirven una deliciosa taza de espresso, a veces se nos olvida el origen humilde de las primeras cafeteras europeas, esas que se inspiraron en una lavadora. Sí, habéis oído bien, la cafetera italiana, “Moka”, o macchinetta no sólo ha cumplido más de 80 años, sino que sigue siendo un referente único en cuanto a sabor. Hoy, os contamos cómo y por qué surgió este ingenio del café doméstico.

Continuar leyendo